Cómo hacer Exfoliantes Naturales

Recetas de Exfoliantes Naturales

Para lucir una piel espléndida y tenerla siempre saludable, nada como hacer exfoliantes naturales usando lo que tienes en el refrigerador o en las alacenas ahora mismo.

Hay muchos alimentos que son gentiles con la piel, la nutren y propician una suave astringencia que te ayuda a eliminar las células muertas y otros residuos del cutis de tu rostro, cuello, escote, manos, o de cualquier zona de tu cuerpo. Conoce algunas buenas alterativas y haz hoy mismo tus exfoliantes caseros.

¿Por qué exfoliar la piel?

Ya sea antes de un tratamiento de salud o de belleza, o simplemente como parte de tu rutina regular de cuidado personal, la exfoliación es fundamental para lucir y para sentirnos bien. Al raspar cuidadosamente la capa más externa de nuestra piel podemos “despegar” las células muertas que nuestro cuerpo ha renovado, pero de las que no ha podido liberarse aún. También quitamos suciedades y libramos los poros, evitando la formación de espinillas y puntos negros, permitiendo una saludable sudoración que completa uno de los ciclos de desintoxicación de nuestro organismo.

Exfoliantes naturales y caseros. 8 recetas caseras para hacer exfoliantes naturales. Cómo preparar exfoliantes en casa

© Depositphotos.com/poznyakov

Imagen 1. Aprovecha tus momentos de relajación y haz una rutina de belleza completa con estos exfoliantes naturales.

La exfoliación es una gran manera de comenzar tu baño diario. También puedes hacerla antes de un tratamiento regenerador, antiedad, humectante, nutritivo u otros. Si quieres, hazla antes de la depilación, para facilitar la extracción de los vellos del cuerpo sin peligros y mucho más fácil. Es importante exfoliar la piel de rostro, cuello y escote unas dos veces por semana, y del resto de cuerpo al menos una vez cada 7 días, para asegurar la salud de la piel y mejorar la absorción de productos para su cuidado.

8 exfoliantes naturales

Prueba con estas propuestas para hacer tus propios exfoliantes naturales, gentiles con tu piel y sumamente efectivos:

1. Azúcar y aceite: Mezcla en un cazo pequeño una cucharada de azúcar granulado y suficiente aceite de oliva o de coco, para formar una pasta espesa y no tan fluida. Aplica en puntos sobre tu piel, y masajea en pequeños movimientos circulares, suavemente, durante dos minutos. Enjuaga con agua templada y seca sin frotar.

2. Sal y aceite: Similar a la receta anterior, prueba mezclar sal kosher o sal entrefina con aceite de oliva o de coco, y frota suavemente la piel en movimientos circulares y ascendentes. Enjuaga con agua fría y seca sin frotar.

3. Azúcar moreno, aceite y limón: Mezcla una cucharada de azúcar moreno con una o dos cucharaditas de aceite de oliva. Cuando se integren, incorpora una cucharadita de jugo fresco de limón. Aplica sobre el rostro dando suaves masajes en forma circular, deja actuar hasta 10 minutos, y enjuaga con agua templada. Seca sin frotar.

4. Bicarbonato de sodio: Este es un excelente exfoliante natural para pieles más sensibles. Mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio con agua suficiente para formar una pasta liviana. Aplica con una espátula o pincel sobre el rostro y deja actuar, o con las yemas de los dedos para masajear muy suavemente por un minuto. Deja actuar 5 a 20 minutos, y enjuaga con agua fría, asegurándote de quitar todo el producto. Seca sin frotar, y aplica un producto hidratante a continuación.

5. Harina, azúcar y esencias: Mezcla una cucharada de harina de maíz con una de azúcar granulada. Incorpora una cucharadita de agua de rosas y una de jugo fresco de limón. Aplica en puntos del rostro, cuello y escote, y haz suaves movimientos circulares y ascendentes. Deja actuar hasta 10 minutos, enjuaga con agua templada, y seca sin frotar.

6. Almendras, miel y limón: En la procesadora, pulveriza un puñado pequeño de almendras crudas (o tostadas, pero sin salar). Mézclalas con una cucharadita de jugo fresco de limón y una cucharada de miel. Aplica en el cuerpo, el cuello o el rostro con suaves movimientos ascendentes, deja actuar 15 minutos, y retira con agua templada.

7. Piña y papaya: Pon en la licuadora una taza de rodajas de piña fresca, la carne de una papaya pequeña, y una cucharada de miel. Procesa hasta reducir a puré, y aplica sobre el rostro, escote y cuello con suaves movimientos circulares. Deja actuar 20 minutos, y enjuaga con agua tibia o templada. Seca sin frotar.

8. Aguacate y limón: Ideal para las pieles secas, este exfoliante se elabora triturando la carne de un aguacate maduro al que se agrega el jugo fresco de un limón. Para hacer un exfoliante más denso, agrega una a dos cucharadas de avena arrollada. Aplica sobre el rostro, cuello, escote y cuerpo dando suaves masajes circulares y ascendentes, y deja actuar 15 minutos. Enjuaga con agua tibia a cálida, y seca sin frotar.

Prueba con estas recetas de exfoliantes naturales y elige tu preferida. Aplica al menos una vez por semana para tener la piel limpia, brillante y rejuvenecida.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Exfoliantes Naturales, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social