Cómo hacer Ejercicios en la Oficina

¿Por qué es Importante hacer Ejercicios en la Oficina?

Si decides comenzar a hacer ejercicios en la oficina todo será más bonito. Puede parecer un slogan o publicidad de algún producto, pero no estamos vendiendo nada. La idea es que puedas dejar de lado el tan perjudicial sedentarismo que trae como consecuencia múltiples trastornos y enfermedades, como la obesidad, retención de líquidos, dolores musculares, etc.

Ya que pasas una gran cantidad de horas en tu trabajo (la tercera parte del día si el empleo es de 8 horas), entonces estarás sentado o quieto una buena porción de tu jornada, si contamos las horas que duermes, cuando te sientas a comer, cuando viajas sentado en el autobús o metro (si tienes suerte), cuando llegas a casa y te “derrumbas” en el sofá, etc.

Cómo ejercitarte durante las horas de trabajo. 4 ejercicios simples para practicar en la oficina. Tips para ejercitarse en la oficina

© Depositphotos.com/racorn

Imagen 1. Una buena Rutina para ejercitar en la oficina incluye estiramientos de brazos y hombros.

A menos que te levantes para ir al baño, para prepararte un café o para buscar unos papeles, estarás sentado todo el día en la oficina. Esto repercute negativamente en tu cuerpo y en tu mente. Si a eso le sumamos el hecho de que no te apasiona mucho la idea de ir al gimnasio o estás tan cansado cuando sales del trabajo que sólo quieres tirarte a dormir, entonces la situación empeora.

Sin embargo... ¡No todo está perdido!. Puedes llevar a cabo una rutina para ejercitarte en el trabajo que te vendrá de maravillas. Recuerda que no es lo mismo que hacer gimnasia o practicar un deporte, pero al menos, es un comienzo, y verás buenos resultados en breve.

No se necesita demasiado espacio para hacer ejercicio (al menos el que te proponemos en este artículo) ni tampoco dos horas seguidas de entrenamiento. La idea es que te puedas mover un poco y evites ser una persona sedentaria, para mantenerte en un peso saludable y reduzcas los dolores musculares por la postura que tomas todo el día.

4 ejercicios para hacer en la oficina

Mientras estás sentado en tu escritorio, puedes hacer ejercicios de estiramiento y sentirte renovado y con más energías para continuar. Algunas secuencias de la rutina para ejercitarte en la oficina son:

1. Levanta las pantorrillas

Es perfecto para no llamar la atención en el trabajo y seguir haciendo tus tareas. Es un ejercicio bien discreto, pero efectivo. En vez de mover los pies de aquí para allá para reducir la ansiedad o el estrés, trabaja en tus pantorrillas, donde se acumulan los líquidos.

Sentado en tu asiento, levanta el talón hacia arriba, sin despegar la punta de los pies del suelo (si tienes tacones, tendrás que quitártelos). Para aumentar la dificultad del ejercicio, coloca un bote de basura o algo debajo de los pies y apoya sólo la parte superior de los dedos. Entre 10 y 12 repeticiones estará bien.

2. Haz una “pataleta”

También es un ejercicio de oficina que se hace sentado, mientras trabajas. Estira las piernas y elévalas para que queden paralelas al piso. Tal vez tendrás que retirarte un poco del escritorio si está contra una pared, o aprovechar si tienes una gran mesa donde en frente tu compañero ha faltado o se ha levantado para ir al baño.

Si te animas, puedes hacer lo mismo con los brazos (si eso no cambia tus tareas o si estás justo leyendo algo, como este artículo).

3. Realiza sentadillas

¿Cómo hago sentadillas en plena oficina? ¡Puedes aprovechar cuando algo se cae al suelo o debas buscar una carpeta que está abajo de todo en los estantes o muebles!.

Sé pícaro en ese aspecto y coloca lo que vas a usar lo más cerca del piso posible, así no te quedará otra alternativa que hacer sentadillas para tomarlo. O sino, puedes ir a la sala de juntas cuando está vacía y subir y bajar los glúteos. Con 10 repeticiones estarás perfecto.

4. Ejercita los tríceps

La última parte de la rutina se puede hacer en cualquier sitio, aún en un escritorio pequeño o en un cubículo. Siéntate con las manos en el borde de la silla, apoya bien los pies en el suelo y aléjate del escritorio un poco. Endereza los brazos y levanta el cuerpo llevando todo el peso a las manos. La idea es que puedas estirar los hombros y que la espalda quede recta. Sostén algunos segundos y vuelve a repetir.

Una versión más complicada (una vez que hayas practicado lo suficiente) es levantar las piernas como en el ejercicio 2 (pataleta). Harás más fuerza con tus brazos y evitarás todos los dolores de músculos tan habituales.

¡No hay más excusas para quedarte quieto en la oficina! Siempre puedes aprovechar también para subir y bajar por las escaleras en lugar de utilizar el elevador, ir al trabajo en bicicleta o bajarte antes del metro o autobús. Con estas simples actividades puedes ejercitar en la oficinay dejar de lado los problemas causados por el sedentarismo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Ejercicios en la Oficina, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social