Cómo hacer Croissants Rápidos

Receta de Croissants Fáciles y Rápidos

Para la merienda, para el desayuno o para cuando quieras, esta receta para hacer croissants rápidos te dejará maravillado. Sólo necesitas una hora para prepararlos, desde el amasado hasta el final de la cocción, y así obtener panificados livianos, deliciosos, ¡y rellenos!.

Ya sea que los conozcas como croissants, medialunas, cangrejos, cruasanes, cuernos o como prefieras, esta receta te sorprenderá por lo fácil que resulta y el poco tiempo que requiere. Aunque tradicionalmente se elaboran con masa de hojaldre, que pide mucho tiempo de leudado y de amasado, la técnica que te proponemos es algo diferente, pero con un resultado sumamente tentador.

Para hacer croissants caseros puedes elegir el relleno que quieras. Un bombón de chocolate, o una cucharada de nutella, dulce de leche (manjar), un poco de mermelada de frutas y hasta frutas frescas, cortadas en rebanadas y apresadas dentro de esta deliciosa masa liviana y perfumada. Personaliza los ingredientes a tu gusto, y disfruta de una merienda especial con estas delicias.

Receta fácil para hacer croissants. Cómo preparar croissants fáciles y rápidos. Ingredientes para hacer croissants rellenos

© Depositphotos.com/AndreyCherkasov

Imagen 1. Haz uno o dos cortes en el borde de tus croissants caseros para que el relleno se acomode mejor en toda la pieza.

Ingredientes

Para hacer 12 croissants caseros necesitarás:

  • 320 gramos de harina común
  • 1 sobre (10 gramos) de levadura seca o en polvo
  • 80 cm3 de leche tibia
  • 40 gramos  (una cucharada) de azúcar en polvo, o 2 cucharadas de azúcar común
  • Una pizca de sal
  • 2 huevos enteros
  • 80 gramos de mantequilla blanda (no derretida)
  • Relleno: dulce de leche, chocolate, nutella, mantequilla de frutos secos, mermelada, cubos de jamón y de queso, ¡lo que quieras!

Preparación de los croissants rápidos

Sigue este paso a paso fácil para hacer croissants caseros y rellenos:

1. Prepara la esponja de levadura: Pon en un tazón 80 cm3 de leche tibia, espolvorea con la levadura, y agrega 20 gramos de harina común. Revuelve, cubre con una bolsa plástica, y deja leudar 10 minutos en un sitio cálido.

2. Mientras se infla la esponja, pon en un bol grande 300 gramos de harina común (sin levadura ni leudantes), mézclale la sal, agrega el azúcar, y por último incorpora 80 gramos de mantequilla bien blanda y 1 huevo entero. Integra en una masa, sin amasar demasiado.
Nota: si quieres hacer croissants de chocolate, agrega una cucharada de cacao amargo en polvo a esta preparación.

3. Agrega la esponja a la masa, integra, y amasa por unos 10 minutos, usando un cornete o una espátula si prefieres.

4. Cuando se forme una masa pareja, ponla en la mesada enharinada, cubre con el bol (o con una bolsa plástica) y deja reposar 10 minutos más.

5. Ya lista, estira en un disco grande usando un palote levemente enharinado. Para lograr un círculo prolijo, usa una placa para hacer pizzas como molde.

6. Con un cuchillo afilado, divide el disco a lo alto, cortando la masa en dos porciones. Luego, corta a lo ancho (un corte horizontal), después en una línea diagonal de izquierda a derecha, y luego una diagonal de derecha a izquierda, dividiendo la masa por una especie de asterisco. Quedarás con 8 porciones grandes. Para obtener 12 porciones regulares, corta haciendo una forma de signo "+", y divide cada cuadrante con dos cortes más.

7. En el extremo de cada triángulo (el “borde” de la masa, y al centro) haz un corte de unos 3 cm. de largo.

8.  Pon el relleno elegido justo donde termina el pequeño corte que acabas de crear.

9. Envuelve el relleno con la masa, comenzando desde el borde, de modo que el corte que has realizado deje ver un poco del relleno. Esto permitirá que el croissant tome más sabor en su masa.

10. Sigue envolviendo cada triángulo hasta llegar al extremo. Pon tus croissants rápidos sobre una placa engrasada, y lleva a la nevera por unos 5 minutos.

11. Precalienta el horno a temperatura moderada y, ya listo, retira la placa del refrigerador. Pinta las piezas con el otro huevo batido (si quieres, espolvorea con azúcar en polvo, o pinta con un almíbar cuando los retires del horno).

12. Finalmente, cocina estos croissants caseros hasta que los notes doraditos y deliciosos. ¡A disfrutar!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Croissants Rápidos, te sugerimos que visites nuestra sección Panificados - Repostería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social