Cómo hacer crema praliné

La crema praliné es una exquisita elaboración para rellenar postres y otras reposterías. Su elaboración es sencilla; sólo necesitamos azúcar, avellanas y una buena procesadora.

Cómo hacer crema praliné

Cómo preparar crema praliné

La crema praliné es muy sencilla de elaborar y se puede utilizar en numerosas reposterías. Para esta riquísima crema, solo necesitamos algunas avellanas, un poco de azúcar y una procesadora.

La crema praliné se puede utilizar en cualquier preparación dulce, pero su uso más común es como relleno de bombones, turrones o postres.

Si no poseemos azúcar impalpable (azúcar glass) podemos fabricarlo pasando el azúcar común por la procesadora, hasta lograr el punto mas fino que sea posible. Luego de esa tarea, agregamos los otros ingredientes y comenzamos a mezclar para lograr la crema praliné.

Si no poseemos procesadora, podemos utilizar cualquier otro artefacto que cumpla con la misión de triturar muy bien todos los ingredientes, como puede ser una licuadora.

Es importante destacar que para hacer crema praliné no se utilizan ingredientes líquidos, porque la cremosidad se logra por el aceite de las avellanas. Por esa razón es muy importante triturarlas muy bien.

Ten en cuenta que la exigencia sobre el aparato, al tratar de triturar las avellanas, puede llevar a recalentarlo. En tal caso se puede ir parando cada tanto, para evitar que el motor se rompa.

La proporción siempre es la misma entre azúcar y almendras. Las personas que no puedan consumir muchas calorías deben evitar su ingestión o limitarla.

Receta de crema praliné

Ingredientes
200 gr. de avellanas (tostadas)
200 gr. de azúcar impalpable
40 gr. de leche en polvo

Preparación

  • Colocar todos los ingredientes dentro de la procesadora y triturar a velocidad máxima, hasta que se forme la crema.
  • Luego, sacar la preparación que ha quedado adherida al vaso del procesador, colocarla en el fondo del mismo y volver a mezclar, para homogeneizar todo.
  • La crema se irá formando a medida que las avellanas vayan despidiendo su aceite mientras son trituradas, lo que permite obtener una pasta cremosa y consistente.

"Para esta riquísima crema, solo necesitamos algunas avellanas, un poco de azúcar y una procesadora, y su uso más común es como relleno de bombones, turrones o postres."

'

"La crema se irá formando a medida que las avellanas vayan despidiendo su aceite mientras son trituradas, lo que permite obtener una pasta cremosa y consistente."