Cómo hacer confituras con cáscaras de cítricos

Confituras con cáscaras de cítricos

Uno de los componentes principales de un buen desayuno, o quizás de una buena merienda, son las frutas frescas. No hay nada como el dulce despertar de un zumo de naranjas o pomelos frescos. Basta con partir la fruta y exprimirla, y desechar su cáscara en el cesto de basura... o quizás no. Nuestro consejo de hoy es justamente ese: aprovechar las pieles y cáscaras de cítricos en bocadillos especiales, confitados, cubiertos de chocolate, almibarados o en ralladuras especiales.

Ideas para utilizar las cáscaras de cítricos. Confituras.

Luego de exprimir las mitades de limones, naranjas y pomelos, no descartes la piel. Puedes rallarla, raspándola por un rallador de estrella, o bien hacer esto con la herramienta necesaria, y conservar la piel rallada o en hebras en un contenedor de cierre hermético. Esta ralladura de cítricos puede ser congelada, para luego usarse en múltiples preparaciones, como si fuese fresca.

También puedes hacer sabrosos dulces y confituras con cáscaras de frutas. Coloca las mitades de piel de cítricos enteras, bien lavadas y ya sin la pulpa, en un cuenco con abundante agua y una pizca diminuta de sal. Para retirar el resto de pulpa, simplemente raspa por dentro con el dorso de una cuchara de sopas, desde el centro hacia fuera. Esta agua de remojo puede ser luego descartada o usada para la cocción, dependiendo de cuán fuerte deseas que resulte el sabor del cítrico. Si haces confitura de piel de pomelos, por ejemplo, y no quieres que resulte demasiado amarga, sino más bien dulce, el agua del remojo será eliminada, y se utilizará agua clara para la cocción.

Lleva las mitades de piel de cítricos en agua a cocción, con fuego moderado. Puedes agregar el azúcar ahora: el mismo peso de azúcar que de pieles de cítricos, o la cantidad que desees, según el punto del almibarado que deseas lograr. Si bien esta no es la receta convencional, verás que es más sencilla y muy rápida de elaborar.

Deja en hervor bajo hasta notar que, al menos, la mitad de la cantidad de agua se ha evaporado. En este punto puedes retirar las cáscaras y cortarlas en hebras o en cubos, según lo que desees. Vuélvelas al agua hasta que la confitura tenga el punto de almíbar o caramelo deseado.

En este punto, ya tienes lista una sabrosa confitura. Si quisieras, puedes aumentar el punto del caramelo, para objener naranjas, limones y pomelos acaramelados. Son una verdadera delicia para acompañar helados y postres.

También puede dejar espesar un tanto el almibarado, y luego colocar las pieles sobre una mesada de piedra con un poco de aceite o mantequilla, para que no se peguen demasiado. Funde chocolate de cobertura, y luego viértelo sobre las pieles. Para las naranjas, te recomendamos usar chocolate de cobertura amargo; para limones y pomelos, el chocolate común y el semiamargo serán ideales. Deja enfriar, voltea las piezas, y baña por el lado posterior. Cuando enfríen, tendrás cítricos en chocolate, ideales para acompañar el café en las noches de invierno.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer confituras con cáscaras de cítricos, te sugerimos que visites nuestra sección Frutas.

Esta nota te fue útil?
7 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social