¿Cuánto pagar por un electrodoméstico?

¿Cuánto estamos dispuestos a pagar por cualquier electrodoméstico?

Esta es, quizás, la pregunta preponderante entre los clientes que ingresan a las tiendas de hogar y electrónica. Y la respuesta dependerá de múltiples factores.

El presupuesto destinado a los gastos de elementos de uso en el hogar será uno de los más determinantes, claro, pero también lo será el asunto de la inversión. Quizás un electrodoméstico sea más costoso, pero sus opciones y funciones nos permitan, luego, minimizar el gasto en evitar la compra de otros aparatos.

También sus opciones de bajo consumo o de funcionamiento inteligente (apagado automático, regulación automática de la temperatura o del tiempo de funcionamiento, ajuste automático según la carga o el programa pre establecido) puede que resulten en un aparato un poco más costoso, pero optimizado en su funcionamiento. Y esto, en poco tiempo, nos permitirá amortizar la inversión, evitando gastos de uso y mantenimiento.

No te dejes llevar por el precio, piensa, ante todo, en el uso. Si te encuentras en el mercado con una cafetera instantánea a un precio imperdible seguro querrás comprarla, pero si no eres habitual en el consumo de café, esta será una compra vacía, que no resultará en una inversión, sino simplemente en un gasto. Lo mismo se aplica a las capacidades de los aparatos: quizás el lavarropas de 15 kg de carga tenga un precio muy adecuado, pero si en tu hogar sólo viven dos personas, este aparato será excesivo para el uso que le darás.

Antes de comprar, conoce más sobre el producto

Cuando vayas a comprar un electrodoméstico y no conozcas los detalles que establezcan el precio justo, consulta al vendedor y compara los precios y funciones entre diferentes tiendas, tanto grandes establecimientos como pequeñas tiendas de barrio. Las páginas web de las grandes cadenas de electrodomésticos ofrecen la opción de comparación entre los ítems enlistados en sus catálogos digitales. Aprovéchala para conocer y determinar las funciones que ofrecen y que necesites de cada aparato, antes de comprarlo.

También consulta en la forma de pago de los electrodomésticos. Averigua si hay descuentos por compra en dinero en efectivo, y pregunta sobre el sistema de financiación y pago en cuotas. Recuerda que muchas tarjetas (principalmente las de crédito) ofrecen cuotas sin interés, pero conllevan un gasto de mantenimiento que termina por no ser adecuado. Es mejor realizar compras en una cuota, para evitar estos gastos extra que las tiendas no comunican, pues no responde a ellos sino a la entidad financiera o al banco emisor de la tarjeta.

Finalmente, consulta sobre los beneficios extra por compra, y sobre la garantía. Cada aparato posee (o debe poseer) una garantía de fábrica. Antes de comprar, consulta si la tienda ofrece garantía extra, y averigua quién es el prestador del servicio técnico, para corroborar que quede cerca de tu domicilio. Consulta si hay servicio técnico a domicilio, o si la tienda ofrece servicio de instalación o de entrega gratuito. Estos son factores que contribuyen a la amortización del precio del aparato a comprar.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer compras de electrodomésticos efectivas y pagar un buen precio, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social