Composta casera fabricada con desechos

Ventajas de tener una huerta hogareña

La huerta hogareña es una creación beneficiosa en múltiples formas. Es entretenida, su mantenimiento es una actividad relajante que nos ayuda a mantener una buena salud, y se trata de una actividad que permite colaborar con el buen mantenimiento de nuestro medio ambiente de manera natural. Y, claro, también nos permite fomentar la economía doméstica, cultivando allí los alimentos, hierbas y especias que nos sean de preferencia, evitando su compra a precios elevados, y obteniendo alimentos sumamente saludables, gracias a un cuidado y cultivo orgánico en casa.

Dentro de las actividades de cuidado y mantenimiento de nuestra huerta hogareña, la composta casera es un obligatorio. Se trata de un abono natural, elaborado en casa aprovechando los desechos orgánicos, que nos permite nutrir las tierras, mejorar los cultivos, y ahorrar en la compra de abonos a los elevados precios del mercado. Aprenderemos a hacer una composta sólida casera, de manera sumamente sencilla y natural.

Cómo hacer compost casero

Comenzamos por determinar la ubicación de la caja de elaboración de la composta. Recuerda que la buena composta es la obtenida por la putrefacción y descomposición de los elementos, por lo que esta caja producirá un olor desagradable. Se recomienda colocarla al fondo del jardín o en un sitio desde el cual sus olores emanados no perturben a nuestro hogar, y tampoco al de los vecinos.

La caja elaboradora debe estar en un sitio asoleado y ventilado. La lluvia no le afectaría en exceso, pero tampoco es recomendable. Para aprovechar el sol, lo mejor es diseñar un sistema de techo removible, que nos permita cubrirla solamente cuando llueva o nieve. Podemos colocar sencillamente cuatro parantes sobre los que reposemos o extendamos tela plástica o algún tablón o elemento que sirva a modo de techo, para luego ser retirado simplemente.

La caja de composta debe estar elevada del suelo. Su estructura debe ser abierta para procurar tanto una buena ventilación, como también la descomposición de los elementos orgánicos que le coloquemos dentro. Podemos usar un cajón elaborado con tablas abiertas y un sistema de tapa que se enganche, para poder voltear la pieza gracias a un sistema de rulemanes. Esto permitirá mezclar todos los desechos orgánicos para asegurar una descomposición pareja.

Ya creada la caja compostera, simplemente reserva todos los desechos orgánicos de la cocina y de casa, para llevarlos noche a noche a la compostera. Una vez cada dos a tres días, gira la compostera para mezclar los desechos. En poco tiempo obtendrás composta orgánica para nutrir tus cultivos, y aprovechar sus beneficios de manera económica y natural.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer composta casera con desechos para una huerta orgánica, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social