Cómo hacer cobertores para libros

Si tienes una colección enciclopédica, de cocina, de cualquier tipo y buscas el modo más atractivo y especial de exhibir los libros, priorizando su protección además de su buen aspecto, aquí te explicaremos una forma creativa de transformar tus libros en un punto decorativo muy especial.

Se trata de la creación de cobertores de papel para tus libros, que lograrán protección pero de una manera decorativa, ya que seguirá un patrón específico, a tu elección.

Para crear cobertores de papel, debes primero medir los libros de la colección que quieras proteger. Decimos la colección, ya que si se trata de libros de igual tamaño, el aspecto decorativo será más impactante. Sin embargo, puedes crear estos cobertores para cualquiera o para todos tus libros, teniendo la única precaución de exhibirlos uniendo sus lomos (que quedan hacia el frente) a la misma altura, de modo de complementar el diseño final.

Luego de medir los libros, para conocer el ancho de las tapas y del lomo, podrás calcular el tamaño de cada cobertor. La altura puede ser igual o superior a la del libro, pero el largo del papel (que rodeará al libro) será mayor. Calcula el tamaño de ambas tapas, el del lomo o el espesor del libro, y no menos de diez centímetros extra en el largo, para dejar un pliegue hacia dentro de cinco centímetros en cada extremo. Luego de cortar todos los papeles de cobertores, colócalos rodeando cada libro para cubrirlo.

El detalle decorativo de estos cobertores de libros estará dado por nada menos que el estampado o la impresión del papel elegido. Procura que se trata de un papel laminado, que repele las salpicaduras y que resista los golpes. Algunos papeles de regalo son ideales para esta tarea, y también papeles de forro con estampados decorativos.

En lo posible, elige un papel que siga la temática de la colección de libros: motivos de alimentos, frutas y verduras para libros de cocina, motivos de mapas para enciclopedias y Atlas, etc.

Si puedes, adquiere más de un papel afiche, de regalo o el elegido, para crear con él el forro. Esto te permitirá ir moviendo apenas el diseño de cada cobertor, de modo tal que al colocar los libros en sus sitios, en sus lomos se exhiba una imagen que los unifique, o incluso alguna palabra que esté estampada en el papel, en su diseño original.

Recuerda mantener protegidos tus libros, pues con ello evitarás el polvillo y los daños ocasionados por el roce de las manos o de otros elementos. En especial en la cocina, los cobertores te facilitarán evitar las manchas por salpicaduras de líquidos... ¡y podrás también decorarlos con diseños y estilos originales!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Gracias por leer Cómo hacer cobertores para libros, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social