Cómo hacer brioches

La preparación y elaboración de la auténtica masa de brioches es muy sencilla. En este artículos te explicamos paso a paso como hacerlos.

Cómo hacer brioches

Cómo hacer brioches

Brioches

La masa de brioche, también conocida como "pan de leche" en algunas provincias, resulta ideal para acompañar carnes (en especial hamburguesas y salchichas cocidas) y es un elemento sumamente práctico que podemos tener a mano para cuando recibimos invitados u organizamos un evento.

Podemos rellenarlos con quesos y otros ingredientes, para hacer sencillos sándwiches del gusto de todos, y podemos hacerlos en tamaños bien reducidos para alimentar y entretener a nuestros hijos y sus amigos, en las tardes de merienda, de juegos o en los grupos de estudio.

Receta de brioches

Ingredientes:

  • 500 gr de harina (tres o cuatro ceros)
  • 80 gr de azúcar (menos cantidad si se quiere hacer brioches salados)
  • 30 gr de levadura
  • 1 cucharadita de sal
  • 50 gramos de manteca
  • 250 cc de leche fría
  • aromatizante a elección
  • 1 yema de huevo
Cómo hacer brioches
Cómo hacer brioches

© Depositphotos.com/marilyna

La masa de brioche, también conocida como "pan de leche" en algunas provincias, resulta ideal para acompañar carnes.

Preparación de los brioches

  • Comenzamos la preparación de nuestros brioches colocando en un bol amplio el medio kilo de harina común, tres ceros o cuatro ceros (la de tres ceros es ideal para productos panificados).
  • Agregamos el azúcar (muy poca para brioches salados), y espolvoreamos directamente sobre el harina los 30 gramos de levadura fresca (se puede reemplazar por un sobre de levadura seca). Incorporamos la sal fina, mezclamos, e integramos bien todos los ingredientes con la manteca, la leche fría y el aromatizante elegido, si es que decidimos incorporarlo.
  • Podemos usar agua de azahar, esencia de vainilla, ralladura de limón seca u otro. Para obtener una masa más amarillenta y esponjosa, incorporaremos una yema de huevo.
  • Como en todo panificado con levadura, debemos amasar durante un buen rato para que los ingredientes se incorporen totalmente y la levadura logre activarse, a través del calor de nuestras manos en el proceso de sobado y amasado. La masa resultante debe ser consistente, apenas pegajosa (no seca ni compacta).
  • A continuación debemos dejar reposar. Este es un gran secreto de un buen brioche: la masa debe descansar al menos durante una hora.
  • Ya reposada la masa, hacemos bollitos del tamaño deseado. Pequeños (unos 40 gramos) para mini brioches, normales (unos 80 gramos) para brioches convencionales, y grandes (unos 110 a 130 gramos) para grandísimas brioches, ideales para sándwiches grandes.
  • Vamos colocando los bollos en una mesada o superficie enharinada, y cubrimos para dejar reposar y leudar nuevamente.
  • Precalentamos el horno a unos 180°C, pintamos los brioches con huevo batido y los llevamos a cocción bien separados entre sí y en bandeja limpia. En unos 10 a 15 minutos (más o menos, según el horno) los productos habrán tomado buen color y forma. Entonces, debemos retirarlos del horno y dejarlos enfriar en la placa.
  • Una vez fríos, podemos guardarlos en bolsas herméticas, congelarlos, o rellenarlos y degustarlos inmediatamente.