Cómo hacer Baños Relajantes y Embellecedores

Baños de Belleza y Relajación

Momento ideal del día: Llegar a casa luego de una larga jornada de trabajo, dejar el abrigo, la maleta o la cartera, y disponernos a relajarnos. Colocamos el tapón, abrimos el grifo, buscamos música suave y quizás encendemos una vela. Sonreímos satisfechos, pues en pocos minutos estaremos disfrutando de un relajante baño de inmersión. Suena bien, ¿verdad?

Preparar un baño relajante es cosa sencilla, en especial si tienes algunos trucos que te permitan lograr combinaciones aromáticas y previenes un buen mantenimiento de la bañera, para que esté lista en todo momento. Y todo esto lo aprenderemos en esta nota.

Preparando la bañera para un baño relajante y embellecedor

En esta situación que describimos, llegar a casa y tener que limpiar la bañera seguramente nos hará tirar por la borda la idea de relajarnos con un noble baño. Por ello, lo mejor es tener la bañera siempre lista.

Luego de cada ducha, simplemente deja correr el agua y frota con un paño o cepillo suave para eliminar restos de productos capilares y jabón. También puedes repasar con un trapo embebido con vinagre de alcohol. Tu bañera estará brillante y limpia en todo momento, sin demasiado esfuerzo.

Ten la precaución de tener un tapón en buen estado en la bañera. Puedes asirlo del grifo con una cadena inoxidable o un hilo de algodón. Si no tienes tapón, coloca un trozo de nylon (como una bolsa plástica del supermercado) y ponle un peso por encima, como una piedra grande que encuentres en el jardín.

Elementos para un baño relajante y embellecedor

En el mercado encontrarás geles, líquidos y sales naturales adecuadas para hacer baños de burbujas o de inmersión. También puedes crear baños con esencias, aceites y elementos más naturales y frescos aún, como los que veremos a continuación.

Baño de flores para un baño relajante

En el agua caliente del baño, simplemente deja flotar flores de tu preferencia. Lávalas con agua fría antes, para eliminar pulgones y suciedades. Puedes colocar las flores o sus pétalos, para que al calentarse te inunden con su fresco aroma. Las rosas, la lavanda y las fresias son ideales para este simple baño floral.

Baño relajante y embellecedor de aceite y manzanilla

Para tener la piel hidratada y bien suave, simplemente prepara el baño con agua caliente y un pocillo de aceite de oliva extra virgen. Para aportar un elemento especial, agrega algunos saquitos de té de manzanillas (o hebras de manzanilla en una bolsita de tela). Esto ayudará a suavizar tu piel, y también te dará una sensación refrescante y relajante, y al mismo tiempo desinflamará todo tu cuerpo.

Baño suavizante corporal de leche y rosas

Cleopatra solía bañarse en leche. ¿Sabes por qué? La leche suaviza la piel, aliviándola y dejando todo el cuerpo con una inigualable sensación de soltura y relajación. Para tu baño suavizante, agrega al agua caliente un litro de leche (de preferencia natural, ordeñada y no comercial) y algunas gotas de aceite esencial de rosas. Acompaña con algunos pétalos de rosas de color naranja o rosado para una relajación completa.

Baño relajante de limón y clavo de olor

Si quieres un baño de inmersión sumamente aromático, toma un frasco con sal de baño o con sal marina (también puedes usar sal gruesa común). Agrega ralladura de piel de limón y algunos clavos de olor, enteros o triturados en un mortero. Mezcla bien y disuelve en el agua caliente. Si agregas algunas rodajas finas de limón al agua del baño, tu piel se blanqueará y desinfectará de manera natural.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Baños Relajantes y Embellecedores, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
8 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social