Cómo hacer Aromatizante en Gel

Cómo hacer un Aromatizante en Gel Casero

El aromatizante en gel es genial. Puedes colocarlo en el coche, en tu habitación, en la oficina o donde quieras, no sólo para agregar una fragancia exquisita a tus ambientes, sino también para aprovechar los beneficios de los aromas a tu organismo y bienestar, aplicando los principios básicos de la aromaterapia para la cura de enfermedades como la artritis, el estrés, la ansiedad, el insomnio y muchos más.

Aquí te enseñamos a hacer tu propio aromatizante en gel en sólo un día de trabajo, para poner donde quieras, obsequiar e incluso iniciar tu pequeño emprendimiento comercial y mejorar la economía de tu familia.

Ingredientes y materiales

Para hacer tu aromatizante en gel casero necesitarás:

- 4 sobres de gelatina sin sabor (7 gr cada uno, aproximadamente)
- 2 tazas de agua (mejor si es mineral, estilada o desmineralizada) dividida en dos ollas (1 taza en cada olla)
- 1 cucharada de sal marina u otra, fina
- Colorante vegetal de uso gastronómico, en el tono que quieras dar a cada aromatizante en gel que vayas a preparar
- Aceites esenciales, extractos vegetales, para dar aroma (el mismo para todos, o uno para cada pote, como quieras)

Pasos para preparar un aromatizante en gel casero. Crea tu propio aromatizante en gel. Guía para hacer un aromatizante en gel personalizado

© Depositphotos.com/Goodluz

Imagen 1. Puedes hacer aromatizante en gel en frascos de cualquier tamaño: cuando más grande, más tiempo durará el aroma.

También prepara (lava, quita etiquetas y seca muy bien) unos 4 o más frascos pequeños, preferentemente de vidrio. Los potes de comida de bebé son geniales para este proyecto, igual que los especieros. Además, necesitarás un batidor manual (de varillas, de alambre), cuchara de madera o plástica y medidores.

Cómo preparar el aromatizante en gel

Coloca los frascos de vidrio pequeños en la mesa de trabajo, y agrega unas 3 a 5 gotas de colorante vegetal en cada uno (así podrás dar diferentes colores, si quieres, combinándolos con los de la decoración del ambiente). Para perfumar este aromatizante casero, agrega unas cuantas gotas de la esencia elegida en cada frasco (1 cucharadita o más, si prefieres una fragancia más fuerte). Mueve apenas para integrar, y deja allí hasta que tengas lista la preparación.

Calienta una olla con 1 taza de agua hasta que llegue al punto de hervor. Espolvorea por encima los sobres de gelatina sin sabor, y bate para disolver a la perfección mientras el agua vuelve a hervir. Después (ya disuelta la gelatina) agrega la otra taza de agua y la sal. Bate suavemente para incorporar. Retira del calor y, con cuidado, vierte en los frascos preparados sin perder tiempo, para que no solidifique aún. Al hacerlo, procura mover apenas el contenido de cada frasco para distribuir la fragancia y el color. Puedes facilitar este peligroso paso usando un cucharón caliente y un embudo pequeño.

Deja que este aromatizante en gel casero solidifique a temperatura de ambiente, dejándolo en la mesada toda la noche, o todo un día. Puedes cubrir con un género limpio y seco para que los frascos no aromaticen demasiado el ambiente, o también practicar algunas perforaciones en las tapas a rosca de los frascos que hayas usado, para que difuminen suavemente la fragancia de tu aromatizante en gel en cada ambiente, sin saturarlo y para que duren por más tiempo.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Aromatizante en Gel , te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social