Cómo hacer Aceites Saborizados Caseros

Dale un toque especial a tus ensaladas y todas tus comidas dandole sabor extra a tus aceites.

Cómo hacer Aceites Saborizados Caseros

Recetas de Aceites Saborizados Caseros

¿Quieres darle un saborcito extra a cualquier comida que prepares?. Entonces prueba estas recetas de aceites saborizados caseros, para agregar a tus ensaladas, rociar sobre las pizzas o las carnes cocidas, para condimentar arroz, granos y pastas, o cualquier comida que quieras resaltar. Sólo prepara tus materiales e ingredientes, y ten siempre listas botellas de estos aceites saborizados especiales para agregar a tus comidas.

Cómo preparar aceites saborizados caseros. ingredientes para hacer aceites saborizados. Recetas para saborizar aceites.
Hierbas, especias, granos, picantes, flores, semillas: todo lo que usas en tu cocina puede ser el ingrediente estrella de tus aceites saborizados

© Depositphotos.com/oksixx

Cómo hacer aceites saborizados

Para hacerlos necesitas contar con un aceite de base de la mejor calidad posible. Puede ser de girasol, maíz, mezcla o de oliva extra virgen; lo importante es que sea de buena calidad y con sabor neutro, para que puedan resaltar los ingredientes que le agregues y potenciar aún más lo especial de tu creación.

Como regla general, necesitas tener una botella de vidrio limpia, seca y esterilizada, con una tapa de cierre hermético. También prepara un embudo, y vierte el aceite en la botella sin llegar a completar su capacidad. Luego, coloca los sabores que prefieras de acuerdo a las siguientes recetas, deja macerar el tiempo adecuado, y después disfruta.

Opciones para hacer aceites saborizados

Aceite de ajo: Completa 3/4 de la capacidad de la botella con aceite de primera calidad, y completa agregando dientes de ajo pelados y cortados por la mitad. Puedes quitar los centros si suelen presentarte problemas digestivos. Cierra intentando no dejar aire dentro de la botella, y coloca en un sitio templado y oscuro por una semana o más antes de usar. Los ajos pueden ser consumidos luego.

Aceite de cítricos: Para darle un toque fresco a tus comidas, prueba colocando la piel de un limón o de una lima dentro de la botella (picada, cortada en tiras o como resulte más conveniente), y completa con el aceite de primera calidad. Deja macerar 2 a 3 días antes de filtrar y consumir.

Aceite de guindillas: Pon en la botella una a dos cucharadas de guindillas limpias, una hoja grande de laurel seco y un diente de ajo picado. Completa con aceite y deja macerar por 7 a 10 días en un sitio oscuro y templado antes de usar.

Aceite de hierbas: Agrega hierbas aromáticas, frescas o secas, para condimentar tus aceites saborizados caseros. Prepara varias botellas más pequeñas, y pon en cada una aproximadamente una cucharada de orégano, perejil, cilantro, lavanda, cebollino, menta, albahaca u otras (un sabor en cada una), y completa la capacidad con aceite de sabor neutro. Deja macerar por unos 5 a 7 días en un sitio templado y oscuro. Puedes filtrar, o agregar las hierbas picadas para consumirlas en tus comidas.

Aceite de jengibre: Finalmente, una delicia de sabor algo exótico y sensacional. Coloca en el recipiente aproximadamente unos 5 centímetros (2 pulgadas) de jengibre fresco, pelado y cortado en láminas. Cubre con aceite, y deja macerar en un sitio fresco y oscuro (como dentro de la nevera) por 7 a 10 días antes de consumir.

Más ideas para dar sabor a los aceites

Además de preparar estas alternativas de sabor concentrado, puedes crear tus propios aceites saborizados combinando hierbas e ingredientes a tu gusto. Algunas sugerencias son las siguientes:

Ideas para saborizar aceites. Cómo darle sabor a los aceites. Ingredientes para hacer aceites saborizados caseros

Estos aceites saborizados caseros no sólo son deliciosos, sino que también son sumamente decorativos cuando los exhibes en tu cocina.

© Depositphotos.com/Kassandra2

  • Combina romero, tomillo, albahaca y orégano para un aceite muy aromático.
  • Haz un pesto combinando albahaca con ajo, o perejil/cilantro y ajo.
  • Agrega hierbabuena y jengibre con algunas hojas de menta, para un aceite más suave y refrescante.
  • Añade semillas de mostaza, granos de pimienta y tomates secos.
  • Pon en el aceite unos tomates deshidratados con unas hojas de albahaca y un diente de ajo, para un sabor tradicional.
  • Haz un aceite criollo con ajo picado, cebolla picada y pimientos triturados o picados, agregando unos granos de pimienta negra para dar aroma y una vista sensacional.

Crea tus propias mezclas a partir de los sabores que sueles agregar en tu cocina, y haz una variedad de tus propios aceites saborizados caseros a la medida de tus platillos insignia.

"Es importante que el aceite de base sea de buena calidad y con sabor neutro, para que puedan resaltar los ingredientes añadidos."

"Recuerda que puedes crear tus propios aceites saborizados caseros combinando hierbas a tu gusto, a partir de los ingredientes que sueles usar en tu cocina."