Cómo hacer Aceite Esencial de Naranja

Cómo hacer Aceite Esencial de Naranja

Aquí te enseñamos una técnica fácil para hacer aceite esencial de naranja, en sólo dos pasos, y aprovechando las cáscaras y pieles de la fruta, luego de preparar tu jugo de la mañana o de disfrutar de un snack saludable. Puedes hacer tantas “tandas” como quieras, con cada fruta que comas, o hacer una gran cantidad con varias piezas de naranjas que tengas en casa, exprimiendo en jugo su pulpa.

Sigue estas instrucciones simples y haz aceite esencial de naranja en casa, y úsalo en tus tratamientos de belleza, productos de limpieza o para aromatizar todo tu hogar.

Usos de las cáscaras de naranja

Las cáscaras o pieles de naranja suelen ser simplemente descartadas por la mayoría de las personas. Pero eso es un gravísimo error: tienen muchísimos usos en la limpieza, para perfumar, incluso para dar más salud y belleza a nuestros ambientes. En fresco puedes rallar (sólo la parte de color) y conservar en el congelador para tener zest o ralladura de naranjas y usar en casi cualquier receta, puedes usar un trocito de piel de naranja para ablandar un bloque de azúcar moreno, o caramelizarlas y disfrutarlas con el café, y hacer con ellas licor casero.

Pasos para crear aceite esencial de naranjas casero. Haz aceite esencial de naranja en casa. Ingredientes para hacer aceite esencial de naranja

© Depositphotos.com/Elena777

Imagen 1. ¡No botes las cáscaras de naranja que usaste para tu jugo! Puedes extraer de ellas este genial aceite esencial.

Las cáscaras de naranja en fresco o secas eliminan malos olores de las coladeras, drenajes y del bote de basura. Con ellas se pueden crear aromatizantes y limpiadores para cualquier ambiente del hogar, disecarlas para decorar tu casa, ahuyentar felinos y roedores que orinen en los espacios exteriores del hogar, ahuyentar también insectos y, por supuesto, extraer de ellas el valioso y muy útil aceite esencial de naranja.

Pasos para hacer aceite esencial de naranja

Conserva las pieles de las naranjas, quitándoles todo resto de pulpa y bastante de la fibra blanca que las recubre por dentro, procurando no presionar, machacar ni romper la parte de color en el proceso, pues allí se almacena el aceite esencial. Puedes secarlas suavemente o conservarlas en el congelador o en la nevera si quieres juntar muchas pieles y hacer grandes tandas.

Suponiendo que vamos a hacer aceite esencial de naranja fresca: toma las pieles preparadas y disponlas en una bandeja plana para el horno, con la parte de color hacia arriba, y sobre un papel absorbente o papel de hornear. Déjalas secar sobre la mesada, en un sitio cálido y ventilado, hasta que se endurezcan (no uses el horno ni el deshidratador, pues perderías el aceite). Este paso puede llevar hasta 10 días, dependiendo de la humedad de ambiente que haya en tu ciudad en ese momento.

Ya secas y duras, colócalas en el vaso de la licuadora o en la procesadora de alimentos, y pulsa para romperlas en trozos pequeñitos, como una arena gruesa, no más que eso (no debes convertirlas en un puré, sino sólo romperlas. También puedes hacerlo con un mortero, si temes procesar de más). Coloca el resultado en un frasco espacioso y con tapa de buen cierre hermético, y agrega vodka sin sabor agregado o alcohol medicinal de 96° hasta cubrirlas por completo, agitando suavemente el frasco al hacerlo para que salga cualquier burbuja de aire que haya quedado atrapada dentro. Cuando el líquido llegue a 1 centímetro de la boca del frasco, tapa y cierra muy bien para dejar macerando.

Aceite esencial de naranja casero: Macerado, filtrado y conservación

Coloca el frasco con las pieles y el vodka/alcohol en un sitio cálido para macerar por, aproximadamente, 1 semana a 10 días. Una vez por día, agita suavemente el frasco, para que el líquido viaje libremente por entre las pieles y vaya tomando su aceite. Notarás que va tomando el color de la fruta.

Ya listo, filtra el contenido usando un colador cubierto con una tela limpia y seca, o bien usando filtros de papel para café. Vierte el contenido en un frasco oscuro y con tapa de buen cierre, para conservarlo mejor. Para terminar de evaporar el alcohol y conservar sólo el aceite esencial de naranjas, coloca un trozo de gasa o un filtro de papel sobre la boca del frasco, sujetando con un hilo o banda elástica, y deja en un sitio ventilado al abrigo del sol directo por algunos días. Cuando lo huelas no debes percibir el alcohol o el vodka: esto indica que tu aceite esencial casero está listo para ser usado, tapando entonces el frasco herméticamente.

Conserva en la nevera o en un sitio de clima estable, fresco o templado, al abrigo del sol directo. Si notaras sedimentos al fondo de tu aceite, simplemente vuelve a colar usando un filtro de papel para café, y tendrás así un frasco de aceite esencial de naranja casero, natural, con todas sus propiedades y de delicadísimo aroma.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Aceite Esencial de Naranja, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
13 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social