Cómo hacer Aceite Esencial de Albahaca

Cómo Preparar Aceite Esencial de Albahaca

Hacer tus propios productos naturales para potenciar la salud y el bienestar, es una gran idea, siempre que uses productos adecuados y seguros. Por eso, hoy queremos enseñarte a hacer aceite esencial de albahaca en casa, a partir de tus propios cultivos.

Sólo necesitas disponer de un alambique de destilación, que puedes comprar o rentar, para preparar una buena cantidad de este aromatizante sensacional que te convidará todas las bondades y propiedades de la albahaca, para tu cuerpo, tu mente y tu hogar.

Propiedades de la albahaca

La albahaca es uno de los más habituales cultivos de plantas aromáticas en el hogar, pues es muy resistente, se adecua a diversos climas y condiciones, y se propaga con gran facilidad. Su aroma, además de delicioso, es terrible para los mosquitos y otros insectos, por lo que cultivarla en tu huerta también te ayudará a alejar las pestes naturalmente.

Propiedades de la albahaca. Método para preparar aceite esencial de albahaca. Aceite esencial de albahaca casero.

© Depositphotos.com/xtate_1

Imagen 1. Para hacer este aceite necesitas un alambique. Puedes comprarlo, rentarlo, o reservar tiempo en un laboratorio.

Aunque hay muchas especies y variedades, la más frecuente en nuestros canteros es la Ocimum basilicum (Lamiaceae), a la que tal vez conozcas como albahaca europea, albahaca dulce, común o francesa.

Este aceite es útil para realizar ambientaciones de aromaterapia (se lo pone en agua, sobre una fuente de calor), para aliviar la congestión, bajar la fiebre, calmar los nervios alterados y las molestias durante el ciclo menstrual, pues es un eficaz expectorante antiespasmódico, además de antiséptico. También es un ingrediente fundamental en la elaboración de repelente casero contra mosquitos e insectos, y el elegido en numerosos rituales religiosos y homenajes a deidades, por sus propiedades beneficiosas y protectoras del espíritu, la mente y el cuerpo.

Cómo hacer aceite esencial casero de albahaca

Aunque hay diversos métodos para hacer aceites esenciales, el más utilizado a nivel doméstico es el de extracción o destilación en alambique. Se trata de un pequeño tanque cerrado en el que se ubica la especie en agua destilada, y se calienta por fuera para romper ebullición. En la parte superior de este tanque hay un cono (como un embudo puesto de cabeza) que deriva en un tubo delgado, inclinado, por el cual se traslada el vapor que carga con el aceite esencial. Al descender este tubo, se convierte en una serpentina que se enfría pasando agua fría a su alrededor, y termina en un recipiente cerrado que recibe el aceite esencial destilado.

Puedes comprar o rentar un alambique para este proyecto. En casi todas las ciudades hay laboratorios (gastronómicos, farmacéuticos y droguerías) que rentan el tiempo de uso, en los que además, podrás contar con el asesoramiento de un profesional experimentado.

Necesitas tener la planta recién cosechada de tu jardín, y con las hojas y tallos bien lavados y limpios. Dentro del tanque del alambique colocarás la albahaca, apenas machacada con las manos (no la cortes con metales, pues propiciarías su oxidación) y agua destilada para cubrirla. Ten preparado un contenedor de vidrio oscuro, bien limpio y esterilizado, donde almacenar tu aceite esencial.

¿Es lo mismo el aceite esencial que el aceite?

¡De ninguna manera! En el mercado encontrarás “aceite de albahaca”, que en general es aceite de oliva en el cual se macera la albahaca para que libere su aroma, sabor y propiedades. Este aceite puede ser genial para su uso tópico (sobre la piel) y también para tratamientos de aromaterapia, sin mencionar en la cocina como aderezo frío o caliente. Sin embargo, no es el que necesitas para hacer tu repelente contra los mosquitos: debes tener aceite esencial, el propio de la planta, que es el que ahuyentará las pestes y elevará tu salud.

En ambos casos, con el aceite saborizado y con el esencial, recuerda que la moderación es la clave, ya que son sustancias que, mal utilizadas, pueden ser potencialmente peligrosas para la salud. Consulta con tu médico para descartar alergias y sensibilidades antes de utilizarlos y, ya con su autorización, prepara este aceite esencial de albahaca casero para que tu hogar tenga salud y bienestar en cada rincón.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Aceite Esencial de Albahaca, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social