Cómo hablar de sexo con nuestros hijos

Cu ando uno es padre sabe que tarde o temprano llegara este momento: hablar de sexo con nuestros hijos. Se trata de una tarea complicada cuando no nos hemos planteado la manera apropiada de hacerlo. Se sabe que es un tema que puede incomodar tanto a grandes como a pequeños, y que abordamos siempre desde un punto de vista que ronda en lo personal. Por ello, debemos planificar la estrategia para hablar de sexo con nuestros hijos.

Ante todo, debemos recordar que los tiempos han cambiado. El sexo es una de las herramientas comunicativas y publicitarias más utilizadas en todos los medios de comunicación, y muchas barreras han sido derribadas al respecto. Por lo tanto, debemos tener en cuenta la inocencia de nuestro hijo, pero no debemos subestimar sus conocimientos: se trata de una persona que, aunque tenga corta edad, vive en un mundo bombardeado por contenidos audiovisuales en todo momento, que hacen que el tema este mas presente que antes en la vida cotidiana

Por ello, es muy importante que no faltemos a la verdad. Si queremos preservar la inocencia de nuestro hijo, podemos solicitarle tratar del tema más adelante, pero si él o ella en verdad quiere saber, lo mejor será ser nosotros mismos quienes les comentemos al respecto, para asegurarnos de que nuestro pequeño cuente con información detallada en su medida justa, y verídica ante todo.

Cuando tengamos nuestra conversación sobre sexo es importante hablarles desde el comienzo con naturalidad, tratando de no ponernos nerviosos. Nuestros hijos son muy perceptivos y si notan que nos incomodamos, podemos incomodarlos también a ellos, haciendo que la información no se reciba correctamente o se malinterprete. Por otro lado, jamás debemos mentir ni faltar a la verdad, la medida justa es responder sólo lo que ellos quieren saber, sin brindar información de más.

Se trata de resolver sus dudas, tratando de ser claros y sin evadir el tema ni las respuestas.

El momento para hablarlo sera cuando el niño haga las preguntas. De acuerdo a la edad, sus curiosidades irán variando. Desde el momento en que empiece a conocer su cuerpo y a nombrarlo, seguramente aparecerán las primeras preguntas.

Es importante también llamar las cosas por su nombre, sin utilizar apodos, pero tampoco emplear términos técnicos.

Cuando hablemos de sexo con nuestros hijos debemos procurar contar con apoyo visual. Pueden ser láminas, libros ilustrados, o incluso una hoja de papel y un lápiz. Esto ayudará al pequeño a fijar los conceptos, acompañándolos con nuestra charla. No debemos ser demasiado explícitos al respecto, sino comentarle la mecánica de este delicado tema. Con esto nos referimos a que el niño no necesita saber de apreciaciones o situaciones específicas. En cambio, sí debe conocer sobre las partes corporales que entran en juego, el cómo y el por qué, para estar atento a sus propios cambios corporales cuando llegue el momento.

Debemos explicarle también que se trata de un proceso reproductivo, claro, pero que también es una actividad que se suele realizar por placer, ya que el niño podrá comprender mejor, de este modo, las escenas referidas al sexo que vea en la televisión o en medios diversos.

Si ya son un poco mas grandes, será importante explicarles la relación entre sexo y amor, la responsabilidad que implica el acto y compartir con él nuestros valores y opiniones, no con el sentido de imponer, sino de abrir el debate para armar una discusión fructífera.

Cuando hablemos de sexo con nuestros hijos no debemos perder la calma, y mantener siempre una actitud abierta para dialogar, para que el niño se exprese abiertamente y sienta que esta siendo escuchado y comprendido. Además, sera importante también hacer nosotros algunas preguntas para determinar el nivel de conocimiento de nuestro hijo, lo cual nos dará una pauta también del modo en que debemos encarar la conversación.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Gracias por leer Cómo hablar de sexo con nuestros hijos, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social