Guía para Usar la Base de Maquillaje

Cómo Elegir y Usar la Base de Maquillaje

Si necesitas una guía para usar la base de maquillaje, has llegado al lugar indicado, porque aquí te enseñaremos técnicas muy útiles tanto para aplicarla como para elegirla, aspectos muy importantes para lograr el efecto deseado.

Es que hay una frase que divierte a muchos, y que tiene toda la razón: la base del maquillaje es al rostro femenino, lo que la acción del Photoshop es a las fotografías. Con la base logramos un cutis más parejo, encubrir arruguitas, enrojecimientos y líneas de expresión, incluso nos ayuda a disimular granos, ojeras, puntos negros y casi cualquier otra imperfección. Por eso, es fundamental aprender a usarla y elegirla.

Cómo elegir el color de la base

La base perfecta debe ser invisible a los ojos ajenos. Es decir, nadie debería notar que la estás usando, pero sí debes verte mejor que con la piel lavada. Debe integrarse a la perfección a tu cutis, y el primer paso para elegirla es escoger un color que sea casi igual al de tu tono natural de piel, o medio tono más oscura, no más.

Consejos útiles para aplicar la base de maquillaje. Cómo elegir el tono de la base de maquillaje. Uso de la base de maquillaje en el rostro

© Depositphotos.com/dmitriykp

Imagen 1. Para elegir la base ideal debes tener en cuenta el tono natural, el tipo y el estado actual de tu piel.

Como el cutis se broncea con el sol, puedes tener una de tu color natural y una medio a un tono más oscuro, para prevenir cualquier cambio de coloración que puedas tener en ese día.

Muchas mujeres prueban las bases de maquillaje en su mano, buscando el color. Esto es un error, pues las manos están más expuestas al sol y a las actividades que las dejan algo más oscuras que el resto del cuerpo, y en particular de tu rostro. Debes aplicar una pequeña cantidad en la parte más baja de tu mejilla, por sobre la línea de la quijada, pues ese es el sitio ideal para analizar el tono de tu piel. Si en el mercado no encuentras una de tu mismo color (si al aplicarla no logras ver la diferencia), elige la inmediata más oscura, la que apenas sí veas la diferencia, pero hacia el tono más oscuro.

No todas las bases son iguales. Debes elegir la que sea más adecuada para tu tipo de piel, si tienes el cutis graso, mixto o reseco. En el mercado también encontrarás bases de maquillaje para pieles sensibles, con tendencia a las alergias, y en presentaciones livianas (polvos y perlas) o algo más densas (cremas y otros). Finalmente, si vas a usarla todo el día, elige una con cierto grado de protección solar y con poder de hidratación.

Cómo aplicar el producto

El color de tu rostro, tu cuello y tu escote no siempre es igual. Por eso, no dudes en aplicar dos tonos (medio tono de diferencia, no más) en las distintas zonas: el más oscuro en el rostro y el de color natural en el cuello y escote. Nuevamente: antes de usar, pon una pequeña cantidad de cada una en cada zona, para elegir la mejor en esa ocasión particular, en especial si durante el día anterior has estado expuesta al sol.

Usa la base complementando los tonos de tu piel, y en puntos específicos. No es necesario que la apliques en absolutamente cada centímetro de tu cutis: concéntrate en la zona T, la quijada, la parte frontal e inferior del cuello y la zona central del escote. Si has estado expuesta al sol, verifica los tonos de tu frente y de tu mentón o mandíbula, y aplica el tono adecuado para cada sitio.

Utiliza un cepillo o brocha de cerdas naturales, tupidas y largas, con puntas redondeadas, y aplica de manera ligera, pincelando varias veces en el mismo sitio y de a pequeñas cantidades, y no de un solo brochazo: esto sólo te dejará con el rostro a rayas. Asegúrate de poner el producto hacia abajo y no en circular, para no tener “pómulos de muñeca”. Además, esta técnica protegerá tu cutis de bloqueos en los poros y de alterar los vellos naturales.

Por último, recuerda siempre hidratar y humectar la piel limpia, dejar reposar unos 20 minutos, luego aplicar el corrector de los colores adecuados (para ojeras, para granos, para irritaciones), y finalmente, usar la base para tu tipo y color de piel. Comienza aplicándola en el centro de tu rostro, y luego amplíate hacia la zona T, frente a un espejo bien iluminado o con luz natural.

Con estos tips lucirás de lujo, usando una base de maquillaje perfecta que te dejará siempre en tu mejor aspecto.

Si deseas leer más artículos similares a Guía para Usar la Base de Maquillaje, te sugerimos que visites nuestra sección Maquillaje.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social