Cómo hacer compost casero en un apartamento

Compost casero para reciclar y ahorrar

El compost, o abono orgánico, es la solución ideal para reducir la cantidad de basura orgánica que producimos en nuestros hogares y, a la vez, reutilizarla como abono natural en nuestras plantas.

Muchos viven en apartamentos y no poseen un enorme jardín en el cual colocar las composteras que habitualmente se utilizan para esta técnica, por lo que se ven imposibilitados de realizar ciertas prácticas, cómo en el caso del compost. Sin embargo, hay una forma de hacerlo aún en espacios pequeños.

Cómo hacer abono orgánico

Primero, es necesario saber que los residuos que pueden reciclarse tienen que ser orgánicos, ya sea restos de verduras y frutas, hojas y ramitas de plantas, hierbas, cenizas, papeles, corchos, cabellos, etc. Es importante aclarar que, si no queremos llenar nuestro hogar de malos olores, no debemos colocar restos animales, como huevos, carne y lácteos, ni estiércol.

En segundo lugar, necesitaremos una maceta grande o un balde, un cartón para tapar este envase (que, al mismo tiempo permita la respiración del compost), tierra, agua, y una pala.

Cubriremos con un poco de tierra (3 cm de espesor aproximadamente) el fondo de nuestra maceta, intentando tapar los agujeros inferiores de la misma. Esta primera parte del compost será tierra muy rica, ya que absorberá los nutrientes de nuestros desechos orgánicos de forma directa, evitando que los malos olores se extiendan por el ambiente.

A diario, cada vez que cocinemos o generemos basura orgánica, llenaremos la maceta hasta la mitad con esos restos. Y, a medida que vayamos colocando nuestra basura, la cubriremos con una pequeña capa de tierra de alrededor de 1 cm de espesor, que evitará el mal olor.

Para convertir nuestra maceta en un objeto decorativo y estético, podemos disfrazar el compost depositando hojas secas y ramitas en su superficie, y uniéndolo al conjunto de nuestras otras plantas. Además, podemos embellecerlo con alegres flores o insectos de madera.

Debemos saber que es importante poner nuestra maceta en un lugar aireado, en este caso, el  balcón o una ventana, y que es recomendable taparla con un cartón, una madera o una bolsa de residuos, pero siempre permitiendo su respiración.

Mantenimiento del compost casero

Una vez por semana, notaremos cómo la pila de compost irá bajando su nivel, entonces removeremos la mezcla con la pala permitiendo el ingreso de aire. Luego, añadiremos un poco de agua para mantener la humedad, pero sin mojar en exceso la mezcla.

En poco menos de un mes, tendremos nuestro compost transformado en una tierra negra bien oscura (humus), sin olor, bastante grumosa y rica en nutrientes. Luego, podremos utilizarla en nuestras plantas y macetas para renovarlas y nutrirlas. Y, al mismo tiempo, estaremos cooperando con el medio ambiente.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Guía para reutilizar desechos organicos y hacer compost en un espacio pequeño, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social