Cómo hacer Huevos con Sorpresa Caseros

Los famosos huevos de chocolate con sorpresa pueden ser creados en casa con esta guía simple.

Cómo hacer Huevos con Sorpresa Caseros

Cómo preparar huevos de chocolate con sorpresa

Los huevitos con sorpresas (mejor conocidos por la marca comercial que los popularizó: Kinder) son unos de los favoritos de los niños. Son de chocolate y guardan dentro un juguete, combinación ideal para los pequeños. Además, con las astutas estrategias de comercialización, las empresas disponen envoltorios temáticos según los personajes de moda.

Guía para hacer huevos con sorpresa caseros
Para hacer los huevos con sorpresa, usa los mismos moldes de los huevos de Pascua

Pero lo cierto es que, así como son sabrosos y entretenidos, también pueden ser bastante costosos cuando debes adquirirlos en cantidad. Ya sea porque tienes más de dos hijos, o cuando quieres ofrecerlos como bocaditos, hoy te proponemos hacer tus propios huevos con sorpresa muy fácil, y con sólo pocos ingredientes y materiales que seguramente ya tienes en casa. ¡Manos a la obra!

Materiales necesarios

Por un lado necesitarás los moldes. Utiliza los mismos que los huevos de Pascuas; los conseguirás fácilmente en tiendas de repostería. También necesitarás alcohol medicinal y discos de algodón, para limpiar los moldes y permitir que el chocolate se despegue fácilmente.

Entre los materiales, consigue una olla más grande y otras dos más pequeñas (para fundir el chocolate a baño María, o bien usa el microondas), espátula, cuchara, y el juguetito o la sorpresa que quieras poner dentro. En las jugueterías y en las mismas tiendas de repostería encontrarás gran variedad a precios muy bajos. Cuando los tengasm asegúrate de lavarlos a la perfección y secarlos completamente, dejándolos desinfectados y seguros para colocar dentro de los huevitos de chocolate.

En cuando a los ingredientes, sólo necesitarás chocolate con leche y chocolate blanco, o los dos tipos de chocolate que quieras. Para dar más encanto a tus huevos con sorpresa, puedes usar chocolate blanco y colorantes vegetales de uso gastronómico, y crear así huevos “blancos” (con color) por fuera, y con leche por dentro.

Cómo se hacen los huevitos con sorpresa

Funde el chocolate que quieras poner en la capa externa. Tradicionalmente será el de chocolate con leche, pero si quieres dar color, será mejor usar el blanco por fuera. Mientras se funde, limpia muy bien los moldes con el disco de algodón y alcohol, dejando secar al aire.

Cuando el chocolate esté listo, pincela o esparce en el interior del molde, logrando una capa uniforme y de unos 3 mm de espesor. Deja enfriar a temperatura de ambiente, mientras fundes el otro chocolate (o el del otro color). Ya listo, agrega una capa de igual espesor por sobre la primera, y deja enfriar fuera de la nevera. Si tienes muchos moldes, podrás trabajar en serie y agilizar mucho el trabajo.

"Para dar más encanto a tus huevos con sorpresa, usa colorantes vegetales de uso gastronómico y crea distintos tonos."

'

"Usando papel metalizado apto para gastronomía, envuelve tus huevitos con sorpresa caseros, y disfruta del gesto emocionado de los niños al abriros."

Cuando las mitades estén bien endurecidas (y trabajando con guantes de látex), retíralas de los moldes y pon las sorpresas en la mitad de las tapas preparadas. Calienta el dorso de una cuchara, o una placa metálica con agua muy caliente, y úsala para derretir apenas el borde de las tapas. Sin demorarte, únelas para cerrar los huevitos, encerrando las sorpresas.

Usando papel metalizado apto para gastronomía, envuelve tus huevitos con sorpresa caseros, y disfruta del gesto emocionado de los niños al abriros para descubrir el juguete que les ha tocado.