Cómo guardar y usar los aceites esenciales

Aceites esenciales

Hemos aprendido mucho sobre los usos y beneficios de los aceites esenciales y de la aromaterapia en diversas rutinas de salud y belleza, pero hoy aprenderemos una técnica básica y esencial para poder aplicar y disfrutar de lo aprendido: cómo conservar apropiadamente estos aceites esenciales, para que no se deterioren con el tiempo ni pierdan sus capacidades y propiedades, y también veremos cómo usarlos apropiadamente.

Como guardar los aceites esenciales

Para dar una buena guarda a los aceites esenciales, procura mantenerlos en sus frascos originales. Estos frascos poseen un sistema de cierre hermético, que evita que el compuesto se deteriore al contacto con el aire, perdiendo sus propiedades. Suelen venir en frascos oscuros, que evitan la oxidación o la afección de la luz solar, aunque no está de más mantener los aceites en un lugar oscuro, evitando cambios bruscos de temperatura o climas intensos. De preferencia, deben ser mantenidos en lugar fresco, y siempre fuera del alcance de los niños y de las mascotas.

Como usar los aceites esenciales

Los aceites esenciales concentrados se pueden diluir en aceite de base, como por ejemplo, aceites vegetales neutros, que son especiales para su uso tópico, ya que otros aceites dejarían la piel demasiado pesada y grasosa. También se pueden diluir en aceite de bebés, que son sumamente suaves.

Precauciones antes de usar un aceite esencial

En el uso de aceites esenciales hay algunos cuidados que debemos tener. El principal es evitar el contacto directo hasta no haber determinado el nivel de agresividad con nuestra piel, o hasta no haber descartado posibles alergias o reacciones.

Con respecto a esto, debemos recordar que algunos aceites esenciales son un tanto agresivos con la piel, en especial con las pieles más sensibles y delicadas. Por tal motivo, debemos asesorarnos bien antes de utilizarlo, para saber si podemos aplicarlo directamente en el cuerpo o si necesita ser diluido en aceite de base. También hay que consultar con el médico para eliminar riesgos de alergias o reacciones adversas.

También debemos evitar el contacto con los ojos y las mucosas, y en lo posible no ingerir los aceites desconocidos.

Consejo

La información es nuestra mejor arma de defensa, por ende, si desconocemos el producto, podemos investigarlo según su uso científico, para conocer a fondo sus propiedades y características. También hay que asegurarse de utilizar aceites y productos naturales, y no "fragancias" o "perfumes" que pueden ser dañinos. El producto debe lucir en su etiqueta la frase "aceite esencial natural" o semejante.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo guardar y usar los aceites esenciales, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
10 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social