Cómo guardar e identificar los restos de pintura

Guardar la pintura

Si has utilizado bien la pintura, y si has hecho una distribución eficiente, seguramente tienes sobras de pinturas que debes conservar adecuadamente. En un futuro, podrás utilizarlas para hacer reparaciones o remiendos, o bien para pintar muebles o elementos decorativos que vayan al tono con tus techos, paredes, pisos, o lo que sea que hubieras pintado.

Es muy importante dar buena guarda a las pinturas en todo aspecto, para tenerlas en orden, conservarlas en buen estado, poder hallarlas fácilmente, y tenerlas siempre listas para nuestras creaciones y remiendos.

Cómo usar, guardar e identificar los tarros de pintura

Luego de adquirir la pintura, agita muy bien la lata antes de abrirla. Siempre coloca una mano por encima de la tapa, para evitar accidentes. Al abrirla, vuelve a remover con una vara de madera o plástico. Mientras pintes, vierte la pintura en baldes y bandejas de pintor, y no las utilices directamente desde la lata. Luego de volcar la pintura en la bandeja, limpia el borde para que, al cerrar, la tapa no se pegue. De este modo, podrás tenerla bien cerrada, evitando que se seque y deteriore, y podrás abrir la lata sin problemas en una nueva ocasión.

Al finalizar el trabajo de pintura, limpia la lata, dejándola en buenas condiciones para su guarda. Pero antes de cerrar, haz lo siguiente: toma un poco de la pintura, y deja caer algunas gotas sobre la tapa, dejando secar bien. Así, podrás ver el color real de la pintura sin necesidad de abrirla para saber de qué tono se trata.

Con rotuladores indelebles, escribe el color de la pintura y la zona en donde fue utilizada, especificando en todo lo que puedas. Escribe, por ejemplo, "zona superior de pared de la sala" o "zócalos del garaje". Así, podrás ver la zona y saber de antemano el color definitivo de la pintura, y también podrás hallar la lata más fácilmente cuando debas realizar alguna refacción o reparación en una parte específica de tu hogar.

Aunque en las pinturerías hay mezclas previamente establecidas, muchas personas optan por hacer sus propias mezclas con entonadores en casa. En este caso, toma las dos pinturas (si fuesen dos) y un bote vacío, con tapa de buen cierre. Utiliza un medidor estandarizado, como la tapa de un aerosol o un vaso descartable. Luego, coloca en el tercer balde la pintura, anotando con rotulador indeleble la "receta" de esta pintura, con gran especificidad. Recuerda escribir también el medidor. Así, por ejemplo, puedes dejar establecido que la pintura de esa lata es la de "techo del baño de la habitación principal", y que ha sido formado con "dos medidas -tapa de aerosol- de verde bosque con tres medidas de blanco mate".

Luego, cuando debas reutilizar la pintura, repite la primera acción: agita la lata bien cerrada, abre y remueve con una vara, y luego coloca la pintura en la bandeja de pintor, limpiando el reborde de la boca de la lata a continuación. Si, por algún motivo, la pintura se hubiese secado demasiado, o hubiese formado una capa rígida por encima del líquido, puedes hacerla pasar por simples pantimedias de nylon para filtrarla. Hazlo en un día fresco y a la sombra, para evitar que se siga secando.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo guardar e identificar los restos de pintura, te sugerimos que visites nuestra sección Reparaciones y Mantenimiento.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social