Cómo fusionar colores con arcilla polimérica

La arcilla polimérica, también conocida como "plastilina para horno", es una muy versátil masa para modelar que se trabaja de manera muy sencilla, tal y como la plastilina escolar, y que al ser cocinada en el horno de casa adquiere dureza como de porcelana. Con esta masilla podemos hacer numerosas creaciones en diversos estilos, gracias a su practicidad y a la posibilidad de mezclar colores para lograr diseños, eliminando la necesidad de pintar luego como sí nos sucede con los trabajos en porcelana fría u otras masas para modelar.

La arcilla polimérica viene en muchos colores de base, que se pueden fusionar entre sí tan sólo amasándolos para lograr otros colores de mezcla. También podemos amasar dos colores pero sin unirlos del todo, sino aunando rollos de dos o tres colores, los cuales vamos cortando y volviendo a unir, para lograr especies de marmolados sumamente atractivos.

Para aclarar colores o para lograr el efecto símil vitraux con arcilla polimérica, utilizaremos la mezcla de un color de base con arcilla banca, que al cocerse (dependiendo del grosor dado) se obtiene un color blancuzco y translúcido. En el mercado hay masilla totalmente transparente, que también podemos aprovechar en estos trabajos.

Para lograr un efecto degradado, haremos dos cuadrados de los colores que queremos fusionar y degradar. Estos cuadrados luego serán divididos con un corte transversal, logrando así dos triángulos, que montaremos unos sobre otro del mismo color. A continuación, unimos los dos triángulos de diferente color, logrando un cuadrado nuevamente, pero ahora bicolor, y pasamos por la aplanadora, la máquina de pastas, o estiramos con el rodillo, siempre en una misma dirección. Ya bien unido y estirado, doblamos el cuadrado sobre sí mismo (en el mismo sentido y dirección en que lo pasamos por la máquina o el rodillo) y volvemos a aplanar.

Repetiremos esta operación tantas veces como sea necesario, hasta obtener el degradado justo. Recuerda siempre doblar en la misma dirección, pues si la modificas, vas a mezclar colores en lugar de fusionarlos en degradado.

Ya bien estirada la pieza, puedes eliminar los contornos desparejos y utilizar para crear tiras, letras o figuras, o bien usarla para enrollarla (comenzando desde el extremo de un color y hasta el otro color, no por el costado) para crear un rollo que luego se puede recortar en láminas, logrando así círculos en efecto degradado automáticamente.

Gracias por leer Cómo fusionar colores con arcilla polimérica, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 75% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social