Cómo fortalecer las uñas

Consejos para fortalecer las uñas

Las uñas quebradizas son una verdadera pesadilla. Cualquier movimiento o actividad nos deja con uñas astilladas, con faltantes que tienen la capacidad de afectar toda nuestra apariencia.

La mayoría de los problemas de uñas provienen de una mala alimentación. Sigue una dieta rica en vitamina A y B, proteínas animales y minerales como el hierro, el zinc y el calcio para tener uñas sanas y fuertes. Si quieres, ayuda a calcificar tus uñas bebiendo leche entera, y también remojándolas en leche (o leche con ajos triturados dentro) para que luzcan y estén de maravillas.

En el mercado encontrarás esmaltes y barnices de uñas que prometen fortalecerlas y dejarlas relucientes. Si bien cumplen –hasta cierto grado- con su promesa, lo cierto es que mantener tus uñas todo el tiempo cubiertas por esmaltes es poco saludable. La uña, como cualquier parte de nuestro cuerpo, necesita respirar, renovar células, recibir el aire fresco y la luz del sol. En lugar de utilizar estos productos, límpialas de todo barniz y déjalas así al menos dos días por semana, para permitir que se renueve y respire naturalmente.

Tratamientos caseros para fortalecer las uñas

Utilizar elementos naturales e ingredientes orgánicos es la manera más apropiada de nutrir tus uñas, fortaleciéndolas y dejándolas más sanas y bellas que nunca.

Una receta casi infalible es hidratarlas a diario con unas gotas de aceite de olivas o de ricino. Simplemente límpialas y frótalas apenas con el aceite, y deja secar. Hazlo antes de ir a dormir, para que el aceite accione durante la noche, hidratando, nutriendo tus uñas y evitando así que se astillen.

Otro remedio casero muy efectivo es a base de ajos, conocidos por sus numerosos aportes benéficos al organismo. Simplemente tritura uno o dos dientes de ajo en un cuenco pequeño, y utiliza esta pasta con todo y su jugo para masajear tus uñas cada noche, por 15 días consecutivos. Luego, bastará con hacerlo una vez por semana, especialmente durante la noche, antes de ir a dormir, para que el olor no te perturbe en tus actividades diurnas.

El bicarbonato de sodio nos ayuda a fortalecer las uñas y a eliminar los tóxicos y suciedades depositadas en su superficie. Bastará con mezclar una cucharadita de bicarbonato de sodio (sosa, soda) en media taza de agua, y remojar allí las uñas limpias cada noche, por unos 15 minutos. Hazlo 10 días seguidos, y luego una a dos veces por semana para que tus uñas se mantengan fuertes y saludables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo fortalecer las uñas, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
8 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social