Técnica de Provocación para Fomentar la Creatividad

Técnica de la Provocación para Desarrollar la Creatividad

La creatividad es una bestia salvaje, ilimitada que, sin embargo, a menudo se encuentra encarcelada. Todos todos somos creativos, y todos podemos serlo cada día más. Sólo es necesario entrenarla para que, al liberarla, nos ayude a encontrar formas alternativas de resolver problemas o trabajar sobre cualquier tema.

La creatividad puede ser fomentada y desarrollada mediante numerosas técnicas, entre ellas, la técnica de la provocación. Se trata de dar un empujón a esta bestia, para encaminarla por un cierto sendero y ponerla en acción. Aprendamos cómo desarrollarla, para ampliar nuestra propia creatividad de una manera entretenida.

¿Qué es la técnica de la provocación?

La técnica de la provocación es parte de la obra magistral de Edward De Bono, el considerado padre del pensamiento lateral. Se basa en escapar de los patrones de pensamiento preconcebidos y estructurados, para hallar caminos alternativos a un tema puesto en juicio.

Estos patrones de pensamiento se fundan en aquellos conceptos que damos por sentados, que tomamos como reglas normales y estandarizadas: esto es lo que es. No nos detenemos a observar ni a cuestionar este concepto, tomado como algo fijo como un muro. La falta de un análisis creativo y menos estructurado nos va condicionando a no salirnos de ese esquema de pensamiento. Y es allí cuando aplicamos la provocación, que nos obliga y empuja hacia otro modo de pensar en ese tema en particular.

El pensamiento estructurado

Hay cosas que damos por seguras sin siquiera cuestionarlo, en un patrón de pensamiento y de percepción preconcebido. Por ejemplo: las medicinas curan, la vestimenta abriga, el fuego da calor. Y no es que estos datos sean erróneos, sino que dejamos de analizarlos a sabiendas de estos datos certeros: sabiendo que el fuego del horno da calor, pensamos en el horno como el medio de hornear alimentos, y nada más.

Podemos hallar un ejemplo cotidiano en los productos de limpieza alternativos. Sabemos que el bicarbonato de sodio sirve para hacer panificados más esponjosos y aireados, pero con un poco de atención, ahora también conocemos de sus versátiles usos en limpieza y renovación de todo tipo de superficies, incluyendo telas y tapizados.

Cómo es la técnica de la provocación

La técnica de la provocación para fomentar la creatividad trabaja sobre un tema en particular, un problema, una búsqueda de ideas novedosas, a modo de foco creativo para tu entrenamiento. El primer paso en el análisis en cuestión es determinar qué hecho, dato o circunstancia estamos dando por seguro. Analiza el tema o el elemento como si fuera la primera vez que lo has visto en tu vida.

Por ejemplo: piensas en ideas para mejorar la experiencia de usuario en el transporte escolar que conduces. Analiza qué conceptos estás dando por sentado, sin cuestionarlos: el autobús lleva a los niños, funciona con gasolina, sigue un recorrido determinado, tiene asientos ordenados, posee ventanas en sus lados, los padres te contratan para que lleves a sus hijos a la escuela.

Ahora, toma uno de estos conceptos, sólo uno, y genera la provocación para renovarlo, para darle un nuevo estímulo al patrón de pensamiento fomentando la creatividad. Por ejemplo: los padres te contratan para llevar a los niños. La provocación (indicada con la palabra PO) sería: "PO": yo contrato a los padres para que me dejen llevar a sus niños. De allí, sigue con las ideas, pensando de manera libre y creativa, anotando todo lo que se te va ocurriendo: yo contrato a los niños, yo les pago por subir a mi autobús... entrego a los niños un caramelo cuando se suben a mi autobús. Has llegado a una conclusión aplicable en la vida real, relacionada con tu búsqueda de mejorar la experiencia de usuario de los pequeños.

Ejemplo para aplicar la técnica de la provocación

Foco creativo: busco nuevas ideas para un restaurante novedoso.

Ideas preconcebidas: en el restaurante la gente llega, pide la comida de un menú fijo, come, paga y se marcha.

PO: que el restaurante vaya a buscar a la gente, que sea un restaurante móvil, que el restaurante vaya a la casa de la gente; que el menú sea determinado por los comensales sin límites, que la gente lleve sus propios ingredientes y recetas, que el restaurante cuente con una suerte de mercado a la entrada donde las personas eligen sus ingredientes; que sean los mozos los que comen la comida, que una familia prepare o elija la cena de la familia a su derecha; que el restaurante le pague a la gente por ir, que la gente pague sirviendo como mozo antes de comer...

No hay ideas absurdas, debes anotarlas a todas, aunque resulten chistosas o irreales, primero las anotas, y luego las analizas una a una, trabajándolas hasta que lleguen a convertirse en posibles soluciones, o en ideas que gesten nuevos conceptos para fomentar la creatividad.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Fomentar la Creatividad con la Técnica de Provocación, te sugerimos que visites nuestra sección Técnicas de estudio.

Esta nota te fue útil?
15 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social