Feng Shui para la Habitación

Consejos del Feng Shui para el Dormitorio

Si buscas una manera de complementar tus esfuerzos personales para hacer de tu dormitorio un lugar positivo y lleno de bienestar, entonces te interesará conocer las recomendaciones del Feng Shui para la habitación. Hay cambios simples que puedes tener en cuenta en cada caso particular, que te ayudaran a sentirte a gusto en este pequeño santuario que todas las personas adoramos crear. ¡Toma nota!

Alejando lo negativo

En general, cuando hablamos de los consejos del Feng Shui para el dormitorio, la sala o cualquier ambiente, nos referimos a los cambios que puedes hacer para atraer lo positivo. Pero antes que eso, y aunque resulte una obviedad decirlo, es fundamental alejar lo que podría llegar a tener consecuencias negativas. Es simple, es coherente, y sin embargo muchos fallan en comprenderlo o aplicarlo.

Decoración del dormitorio según el Feng Shui. Claves para decorar la habitación según el Feng Shui. Recomendaciones del Feng Shui para la habitación
Imagen 1. El Feng Shui sí recomienda tener plantas y flores en el dormitorio, siempre que te den alegría y felicidad.

La habitación debe ser un espacio íntimo y personal. Ya sea para sólo una persona o para una pareja, es un sitio de intimidad, de relajación y de introspección, y (erotismo aparte), no debe ser un sitio de altas energías, de recreación o de ejercicios. Así, lo primero que debes hacer es retirar los artefactos eléctricos como la TV, el radio reloj despertador u otros que puedan provocar zumbidos y luces que interrumpan tu descanso. En muchos casos podrá haber artefactos eléctricos para el control de insectos o iluminación tenue para  la lectura nocturna, pero limítalos tanto como puedas y elígelos a conciencia.

Si tienes en tu dormitorio un aparato de ejercicios, llévalo a otro sitio más adecuado. Muchos tienen cintas caminadoras o máquinas elípticas en sus habitaciones para ocultarlas de las visitas, y no por practicidad. Si este es tu caso, lo mejor es llevarlos a sitios más activos, y ocultarlos detrás de cajas o muebles confeccionados a la medida si esa fuera tu intención.

Cómo decorar la habitación según el Feng Shui

Ahora que tu habitación está libre de interrupciones, ordénala y dale una limpieza profunda. Vacía todos los muebles que haya, clasifica los elementos, bota lo roto y lo que no sirva, y quita de allí lo que no uses. Si tienes decoraciones, conserva sólo las que te den felicidad y no aquellos souvenires que guardas “por compromiso”. Quita la imágenes bélicas, los elementos cortantes, los animales disecados o embalsamados (incluyendo astas, cuernos u otros, reales o de imitación), y todo lo que pueda tener connotaciones negativas.

Ya con todo limpio y bien ordenado te sentirás mejor en tu habitación. Pero aún hay más por hacer. Cada día, por ejemplo, asegúrate de ventilar el dormitorio y renovar el aire, incluso en el invierno. Sólo algunos minutos, de preferencia a primera hora de la mañana, deja que el aire nuevo y fresco inunde todos tus espacios. Esto también te ayudará a prevenir enfermedades estacionales y malos aromas.

En lo que respecta a los colores y elementos, debes tener en cuenta la ubicación en el plano de tu habitación. La mejor será hacia la zona denominada como “cuadrante 3”: si te paras en el frente del hogar, este sector será la posterior-derecha, aunque todo dependerá del terreno y de la ciudad. Ya que este espacio normalmente prioriza a su ocupante (su signo, su elemento), los mejores colores según el Feng Shui serán los tonos pastel y los tonos de nacimiento de quien la habita en pequeños detalles, para dar serenidad y energía positiva.

En el dormitorio debe haber el mínimo de muebles, sólo funcionales, siendo el más importante la cama. Muchos recomiendan evitar los espejos, pero si los tienes, puedes cubrirlos o crear cierres para usarlos sólo cuando lo necesites. En reglas generales, el cabecero debería orientarse al Norte, sin estar directo al frente de la puerta, y no debe haber ángulos, repisas o elementos por encima de él. Procura tener dos mesas de noche, incluso si no compartes la habitación. La iluminación debe priorizar la luz natural, con cortinas livianas y de color claro. Para la noche, elige luces cálidas y algo tenues.

Por último, mantén una energía calma y serena en este lugar. Evita las discusiones (incuso las conversaciones por teléfono) y por mucho que te tientes a ello, no “llores tus penurias” en tu cama. No crees desorden, procura guardar las cosas en su sitio y mantener un espacio agradable. Antes de ir a dormir, cierra las puertas del ropero, los cajones de la cómoda, y guarda lo que esté fuera de sitio.

Con estos simples consejos del Feng Shui para la habitación, tu dormitorio será nuevamente tu santuario de Paz y de bienestar.

Si deseas leer más artículos similares a Feng Shui para la Habitación, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social