Cómo extraer leche materna

Extracción de leche materna

Las razones por las cuales debes extraerte leche son dos: o porque tienes más de la que tu hijo toma, o porque debes comenzar a trabajar y deseas que el niño siga tomando leche materna.

Si bien extraer la leche es algo sencillo, eso no evita que necesitemos de un poco de práctica para lograr los resultados esperados.

En lo posible, antes de comenzar la extracción de leche, busca un lugar tranquilo y cómodo, sobre todo las primeras veces en las cuales es común sentirse incomodas ante esta nueva situación. También es normal que las primeras veces solo logres sacar muy poca leche, con la práctica cada vez lo harás mejor, ya que el cuerpo se irá acostumbrando. Toma el tiempo necesario para evitar molestias y posibles lastimaduras.

Tipos de sacaleche y técnicas para extraer la leche

Hay dos maneras o técnicas de sacar leche. Una es manual y la otra a través de extractores manuales o eléctricos.

Extracción manual

Esta manera es más económica que la otra, pero también es más lenta y suele requerir un poco de práctica.

Para realizar esta técnica, lo primero es higienizarte muy bien las manos. Luego coloca tu dedo pulgar y el índice y medio a unos 4 cm del pezón (como formando una letra “c”). A continuación empuja hacia la costilla a la vez que aprietas los dedos antes mencionados. La leche comenzará a salir.

Deposita la misma en algún recipiente esterilizado, si es de vidrio mejor. Realiza la misma maniobra las veces necesarias, girando un poco la mano de posición hasta notar que ya no tienes mas leche. Luego realiza lo mismo con el otro seno.

Extractor de leche manual

De esta manera la extracción es mucho más rápida, pero tiene su costo, ya que hay que adquirirlo. Coloca tu seno dentro del embudo y aprieta la goma hasta formar un vacío y que la leche comience a salir. Estos sacaleches suelen ser los elegidos por las mujeres, ya que son fáciles de transportar, de usar y silenciosos. Sobretodo si debemos usarlos en lugares públicos.

Extractores eléctricos

Funcionan de la misma manera que el manual. Se coloca el seno en el embudo, se enciende el artefacto y cuando se genere el vacío, la leche saldrá y se juntará en el depósito.

Estos tipos de sacaleches los podemos adquirir dobles (sacan leche de ambos pechos al mismo tiempo), o simples, en los cuales alternamos la extracción de leche, primero en un pecho y luego en el otro.

Con este tipo de extractores se evita por completo el esfuerzo de la madre para extraer la leche. Pero, para algunas mujeres estos sacaleches son muy ruidosos a la vez que su traslado es un poco más complicado, por ser más grandes y pesados que los manuales.

Otros consejos

  • Apenas termines de extraer la leche, debes guardarla y conservarla en recipientes perfectamente esterilizados para evitar que se eche a perder.
  • Cada mujer debe elegir el sacaleches que mas le convenga de acuerdo al medio en donde se mueve, los extractores eléctricos necesitan un enchufe, aunque algunos vienen también con su propia batería por si no tenemos un tomacorrientes cercano.
  • No se aconseja utilizar un sacaleche ya usado anteriormente, es mejor optar por uno nuevo.
  • No olvides limpiar y esterilizar tu sacaleche como lo indican las instrucciones que vienen con el aparato.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo extraer leche materna, te sugerimos que visites nuestra sección Embarazo y maternidad.

Esta nota te fue útil?
17 valoraciones.
El 76% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social