Cómo exfoliar la piel según su tipo

Exfoliar la piel

La exfoliación consiste en realizar una limpieza profunda de toda la superficie de la piel, sin lastimarla, para que esté lista y así poder absorber todos los nutrientes que le aportamos. Además, permite una correcta oxigenación de nuestras células.

En personas jóvenes la exfoliación se realiza de manera regular cada 20 o 30 días, pero a medida que pasa el tiempo y que las obligaciones van aminorando nuestras fuerzas, comenzamos a descuidar esta tarea y la piel comienza a verse apagada y sin vida, debido a la cantidad de células muertas que posee.

Gracias a los avances en materia de cosmetología, en la actualidad podemos encontrar una amplia gama de productos que se adaptan a la edad y a los diferentes tipos de piel, para poder realizar esta tarea de manera más sencilla y eficaz, logrando lucir una piel limpia y fresca, tanto en la juventud como en la madurez.

La exfoliación se realiza directamente mediante cremas y geles, que incluyen entre sus ingredientes bases elementos exfoliantes. El secreto consiste en saber elegir el producto adecuado y en la frecuencia con que se lo realice.

Cómo exfoliar la piel según su tipo y lugar

Los siguientes consejos te ayudarán a decidir que tipo de exfoliación es la más efectiva y cada cuanto realizarla.

Como exfoliar el rostro

Piel normal. Generalmente, las pieles normales y a partir de los 30 años necesitan una buena exfoliación, una vez a la semana.

Piel seca. Este tipo de piel tiene la característica de acumular gran cantidad de piel muerta, por lo que la cantidad de veces que necesitamos exfoliarla a la semana es de dos. Lo ideal es hacerlo con cremas que a la vez suavicen e hidraten este tipo de piel.

Pieles grasas o mixtas. Las personas que poseen este tipo de cutis, deben realizarse una exfoliación profunda que elimine el sebo de los poros y evite la aparición de granos y espinillas o puntos negros.

Para que la exfoliación no haga efecto rebote, es decir, no excite la glándulas sebáceas, debe realizarse con un exfoliante suave. El más recomendado es el de gel, por su textura fresca y ligera. Se debe realizar esta tarea tres veces por semana.

Pieles jóvenes. Las pieles más jóvenes, son a la vez las más propensas a producir grasa. Pero si esta secreción produce acné, no debe exfoliarse, ya que puede irritar y lastimar la piel. Lo indicado en este caso es acudir a un especialista para, primeramente, tratar el acné y prevenir su aparición nuevamente.

Pieles maduras. En esta edad, las células se regeneran con mucha mas lentitud que años atrás, por lo que se recomienda una exfoliación con productos que no la agredan demasiado, para que puedan mantenerse luminosas y frescas.

Pieles sensibles. Muchos creen que estas pieles no deben exfoliarse debido a su fragilidad, pero esta concepción no es correcta. Lo que si hay que hacer es una exfoliación suave con productos emolientes.

Las pieles extremadamente sensibles no deben exfoliarse, ya que hay riesgo de que se rompan capilares. Lo mejor es tratar de mantenerla lo más limpia y fresca posible con productos de limpieza en base a geles, pero sin ingredientes exfoliantes.

Como exfoliar cuello y escote

Al cuello y escote hay que considerarlos tan importantes y sensibles como la piel de la cara, y su cuidado es igual que en ella. La piel de esta zona es muy delicada, por lo que la exfoliación debe ser realizada de manera suave con movimientos lentos, sin frotar y con los mismos productos que usamos para el rostro.

Cómo exfoliar el resto del cuerpo

Para el resto del cuerpo, el producto a elegir depende del gusto y necesidades de cada uno, ya que todos realizan su trabajo de manera muy efectiva.

La mayoría de los productos para el cuerpo se aplican sobre la piel húmeda, por lo que el lugar indicado y más cómodo para usarlos es cuando nos duchamos. Los podemos aplicar directamente con la mano o con ayuda de alguna esponja, realizando movimientos circulares, suaves, y una ligera presión pero sin frotar.

En la zona mas duras (rodillas, talones y codos) y en la espalda, se recomienda hacerlo con un poco más de insistencia.

Nota. Antes de colocarnos productos hidratantes y cremas anticelulíticas, siempre se recomienda  realizar una buena exfoliación, para que el producto penetra con mayor facilidad y cumpla mejor con su objetivo.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo exfoliar la piel según su tipo, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
29 valoraciones.
El 69% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social