Cómo evitar tapones y malos olores en las cañerías

A veces nos ocurre de sentir un mal olor, con un toque metálico, en especial en la cocina y en el cuarto de baño. Revisamos los cestos de basura, la heladera, incluso abrimos botellas de productos y no logramos identificar la fuente de ese mal aroma. Hasta que, casi de pronto, notamos con algo de temor, que el mal olor proviene de las cañerías.

Los malos olores en las cañerías son, mucho más a menudo de lo que preferiríamos, presagios de malos augurios. Obstrucciones, tapones y averías suelen ser las fuentes de estos malos aromas que viajan por las cañerías de desagües y se hacen presentes en nuestro hogar. Por ello, ante un mal olor en las cañerías, debes actuar enseguida, evitando que el problema aumente con cada instante.

Por lo general, los malos aromas en las cañerías se deben a obstrucciones o tapones que se producen cuando por estos viejos tubos viajan cabellos, restos de alimentos, papeles y demás. Pequeños trozos de estos papeles se van acumulando, paulatinamente, hasta crear una obstrucción o un obstáculo en el recorrido, que a su vez va capturando más y más residuos, aumentando el problema. El agua estancada y los restos orgánicos comienzan también a deteriorarse por pudrición, en este sitio templado y húmedo. Por ello, ante la primera señal (ese mal aroma) debes corroborar el daño y darle una solución.

Las cintas destapacañerías pueden ayudarte a corroborar una obstrucción o, también, a destrabar estos residuos para permitir una buena circulación del contenido. Aunque su nombre es "cinta", más bien se trata de un alambre o de un largo resorte móvil, recubierto con un material similar al plástico, y ataviado con una punta metálica más resistente. Debido a que tiene un gran largo y a su amplia flexibilidad, simplemente se debe introducir por el desagüe de la cañería e ir empujándolo, hasta donde se sienta una obstrucción, la cual puede ser empujada usándose como una suerte de cincel.

En el mercado hay productos específicos para destapar las cañerías. Sin embargo, estos productos son altamente corrosivos y, a la larga o a la corta, podrían alterar la estructura de las cañerías y desagües, en especial de los de mayor antigüedad. Te recomendamos usar la cinta y, en caso de no poder eliminar la obstrucción, consultar con un plomero especialista. En busca de una solución natural, puedes verter sal gruesa y bicarbonato de sodio por la coladera del baño o de la cocina, o bien por la boca de desagüe más próxima y anterior a la obstrucción, y luego verter una buena cantidad de vinagre caliente, de preferencia blanco de alcohol.

Como precaución para evitar tapar las cañerías, evita depositar o botar cabellos, grandes bollos de papel sanitario, papeles pesados, apósitos femeninos o algodones (bolas y discos) etc. Tampoco elimines telas, pues logran acomodarse en cualquier residuo, aumentando el problema.

En lo posible, deshazte de los residuos orgánicos de una manera amigable al entorno, haciendo tu abono casero, enterrándolo en el jardín, o destinándolos al cubo de reciclaje de orgánicos. Los residuos inorgánicos también debieran ser separados y correctamente desechados, y nunca ser arrojados por el retrete o por desagüe alguno.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo evitar tapones y malos olores en las cañerías, te sugerimos que visites nuestra sección Reparaciones y Mantenimiento.

Esta nota te fue útil?
9 valoraciones.
El 78% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social