Cómo Evitar que las Malas Hierbas Invadan el Jardín

Las malas hierbas tienen la facultad de crecer en cualquier rincón. Es hora de aplicar algunos trucos caseros y naturales para evitar que invadan el jardín

Cómo Evitar que las Malas Hierbas Invadan el Jardín

Consejos para Evitar las Malas Hierbas en el Jardín

Quienes se preocupan por tener jardines con bellos canteros bien definidos conocen la lucha para evitar que las malas hierbas invadan los sectores de caminos, flores o estructuras. Pero no hace falta que apeles a peligrosos químicos ni a trucos de magia, bastará con un poco de planificación y la aplicación de estos simples consejos para el éxito en tu jardinería.

Tips para evitar que las malas hierbas invadan los canteros. Cómo prevenir que le jardín se llene de malas hierbas.
Evitar que las hierbas invadan las zonas de caminos, estructuras y flores es vital para lucir un jardín hermoso.

© Depositphotos.com/elenathewise

Anota estos trucos y ponlos en práctica para que la chépica (chipica), las malas hierbas y otras rastreras indeseadas no ocupen el valioso espacio para tus jardineras favoritas.

Evitar malas hierbas con tierra especial

Para evitar que las hierbas invadan el jardín es imperativo restringir y limitar su desarrollo, tanto como sea posible. Si bien en el mercado encontrarás herbicidas especializados para la chépica y otros enemigos de la estética de tus espacios verdes, también hay trucos caseros y naturales que puedes aplicar. 

Uno de ellos es preparar muy bien la tierra del césped, volteándola y aireándola lo suficiente antes de sembrar para que las posibles semillas de hierbas indeseadas perezcan. Usa una pala simple de jardinería y levanta para voltear unos 30 centímetros de tierra. Deja ventilar dos a tres días, y aprovecha para nutrir con composta, guano o el producto natural que quieras utilizar. Luego, vuelve a remover y acomoda la tierra, esta vez agregando las semillas del césped o de lo que vayas a cultivar.

Individualiza los canteros

Pareciera ser prácticamente imposible evitar que las malas hierbas se reproduzcan, pues viajan por el aire, en nuestra ropa, en el pelaje de los animales y se depositan sin demasiado problema en nuestros jardines. Pero puedes controlarlas e individualizar tus jardineras, para duplicar tus esfuerzos para impedir que invadan los canteros.

A la hora de diseñar tu jardín, limpia la tierra de las jardineras o caminos (o el sector a individualizar). La tierra debe quedar totalmente libre de elementos, y bien perfilada usando una pala de jardinería plana. Clava la pala plana en vertical por todo el borde del cantero, logrando una profundidad de unos 35 a 45 centímetros, tanto como puedas. Luego, simplemente utiliza elementos para bloquear el camino a las raíces y a las rastreras (como la chépica invasiva) y así evitarás que las malas hierbas viajen por debajo del nivel de los cultivos, situación bastante más difícil de erradicar luego.

Usando la misma pala, inserta las bolsas plásticas que te dan en el supermercado, que demoran mucho más en degradarse (¡por una vez, esta es una cualidad útil para esta tarea!). También puedes utilizar bolsas negras u otros plásticos, y hasta los cartones de leche o de otros alimentos, bien abiertos y aplanados para poder crear una pared de contención que esté por debajo del nivel de la tierra.

Métodos naturales para evitar las malas hierbas en el jardín. Guía para evitar malas hierbas en canteros y jardines

Con esta simple técnica de barrera de plásticos o cajas de bebidas lograrás evitar que las hierbas invadan cualquier sitio

© Depositphotos.com/smaglov

Para dar mejor terminación puedes cubrir con muy poca tierra, o dejar que los cartones y plásticos asomen apenas por sobre el suelo (aumentando así la protección del cantero) y decorando con un cerco plástico o de madera, piedras decorativas, o con lo que quieras. Este truco es natural, muy fácil de implementar, y promete evitar que las hierbas invadan el jardín o cualquier sitio donde no sean bienvenidas, ¡y sin recurrir a químicos tóxicos o peligrosos para los animales, las otras plantas o nosotros mismos!

"Preparar muy bien la tierra del jardín, volteándola y aireándola lo suficiente antes de sembrar para que las posibles semillas de malas hierbas perezcan."

'

"Utiliza elementos para bloquear el camino a las raíces y a las rastreras, y así evitarás que las malas hierbas viajen por debajo del nivel de los cultivos."