Cómo evitar que las croquetas se desarmen

Consejos para hacer croquetas

Las croquetas son un plato que gusta mucho a grandes y a chicos por igual, y pueden ser en verdad sencillas de preparar con los ingredientes que tengamos en la heladera, aprovechando incluso los restos de platos anteriores.

Pero a menudo sucede que, al hacerlas, las croquetas se desarman y pierden su forma. Por eso aprenderemos algunos trucos sencillos para servir croquetas esponjosas, bien redondeadas, apetitosas y por sobre todo, con su forma.

Cómo preparar croquetas sin que se desarmen

  • El secreto para que no se desarmen las croquetas es la temperatura de sus ingredientes, y también su grado de humedad. Deben de estar fríos, recién retirados de la heladera. Ya sea si usamos puré de papas, restos de pollo cocido desmenuzado, vegetales o incluso el huevo, deben estar a temperatura de heladera, para que resulten croquetas bien compactas.
  • Una vez armadas las croquetas, debemos empanizarlas, haciéndolas rodar por pan rallado fino, el que podemos enriquecer con un poco de maicena mezclada, aunque dependiendo de los ingredientes de su elaboración, puede que necesitemos pasarlas antes por huevo batido y luego por pan rallado extrafino.
  • Ya empanizadas, llevamos las croquetas a la heladera, mientras preparamos el aceite. Éste debe ser abundante, para que las croquetas puedan inflarse durante la cocción (en especial si la receta lleva polvo de hornear o bicarbonato de sodio), y debe estar a una temperatura alta, aunque no demasiado.
  • Podemos corroborarlo arrojando una hoja de perejil antes de ingresar las croquetas: debe burbujear, pero sin achicharrarse.
  • También el grado de humedad de los ingredientes será fundamental para obtener vistosas croquetas que no se desarmen. Los ingredientes deben de estar bien secos. Si vamos a usar puré de papas, debemos prepararlo con la mitad del liquido que indica el envase, o cocinar las papas con su cáscara (para evitar que absorban demasiado líquido) y luego pisarlas sin agregar agua, leche ni manteca.
  • Si vamos a utilizar vegetales, crudos o cocidos, habrá que escurrirlos bien con coladores o paños, para que pierdan su humedad: en la receta de preparación, agregamos huevo (y/o también materias grasas, o pequeñísimas cantidades de líquidos) que le aportará humedad suficiente a las croquetas.
  • Ya tenemos el secreto para evitar que las croquetas se desarmen: ingredientes bien fríos y bien secos, y buena cantidad de aceite caliente limpio. Ahora, a disfrutarlas en familia.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo evitar que las croquetas se desarmen, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

14 valoraciones. El 93% dice que es útil.