Como evitar que el pincel caiga dentro del bote de pintura

Dos trucos para que no se ahogue el pincel

Es casi como preparar la sopa con el cucharón dentro de la olla: en algún momento terminamos pescando la cuchara por entre el contenido. El pincel en el bote de pintura, mientras estamos pintando alguna pared o un elemento, corre este riesgo de quedar sumergido, ensuciándose por completo y ensuciando, con ello, también nuestras manos.

Pero hay maneras de evitar que el pincel caiga en la pintura. Una sería mantenerlo reposado sobre alguna superficie adecuada, como un plástico o un nylon, pero estaríamos propiciando posibles manchas a partir del plástico volándose, o de apoyar algo, accidentalmente, por sobre estas gotas de pintura que escurren del pincel.

Imagen 1.

Pero tenemos dos simples trucos para que pintes sin manchas, sin desperdicios, y sin ensuciarte en ningún momento.

Colgar el pincel sobre el bote

Seguramente que si mantienes el pincel pendiendo sobre la abertura del tarro de pintura, estos problemas hallarían su fin. Pero crear un sistema de cuelgue sería un tanto complicado, ¿verdad? Pues hay una solución simple.

Aunque la mayoría de los pinceles tienen una perforación en el extremo del mango, este largo resulta inadecuado ya que, al colgar el pincel desde allí, las cerdas terminan por tocar la pintura. Por ello, con un taladro de mano practicarás una perforación al centro del cabo del pincel, es decir, en la zona de madera ubicada por encima del soporte metálico de las cerdas. Luego, simplemente bastará con atravesar un palo, un alambre resistente, un destornillador o cualquier elemento por esta perforación, apoyando el elemento a ambos lados de la boca del bote de pintura. El pincel quedara colgando, al centro, escurriendo su excedente directamente al bote de pintura y sin que caiga dentro.

Si prefieres, puedes colocar un hierro recto directamente en la pared, colocando luego la lata o el bote de pintura debajo de este hierro o vara. Así, podrás colocar allí el pincel para que escurra la pintura dentro del bote, o también podrás colocar un frasco (a mayor altura) con aguarrás, para dar limpieza al pincel sin que se plieguen o doblen sus cerdas.

Imanes para que no caiga el pincel

Los magnetos, o imanes, son ideales para sostener el pincel en el bote de pintura, sin que caiga dentro del material. Para ello, utilizarás un simple broche de la ropa o cualquier broche con un sistema de cierre similar (a veces llamado "de cocodrilo").

Con pegamento universal, pega un trozo de imán o magneto en el lateral del broche. Luego, coloca el broche en el borde del bote de pintura, para poder dejar allí el pincel, asiéndose por su parte metálica (la que sostiene las cerdas) al magneto. Nuevamente, el pincel quedará colgando, sin reposarse en ningún lado, y escurriendo los restos de pintura hacia el interior del bote.

Puedes hacer este mismo sistema con algún elemento que, sin la presión del broche de la ropa, se enganche del borde de la lata. Puede ser de plástico o de metal, por igual, mientras se mantenga en su sitio con el peso del pincel. Finalmente, puedes colocar un trozo de magneto directamente en el pincel, para "pegarlo" al borde de la lata sin mayores contratiempos.

Si deseas leer más artículos similares a Como evitar que el pincel caiga dentro del bote de pintura, te sugerimos que visites nuestra sección Reparaciones y Mantenimiento.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social