Cómo Evitar Pestes en el Hogar

Cómo Mantener el Hogar Libre de Pestes

No necesitas aislarte dentro de una burbuja hermética para evitar pestes en el hogar. Aunque los insectos son demasiado astutos y logran hallar ingresos donde menos lo esperamos, lo cierto es que hay muchas técnicas que puedes aplicar para que estos visitantes indeseados no entren a tu casa.

Protección perimetral para evitar pestes

Aunque los productos comerciales para el control de plagas son eficientes, también son peligrosos. Los hay aptos para su uso en interiores, pero lo cierto es que nunca serán completamente seguros, en especial si tienes en casa a niños, animales o personas susceptibles a sus químicos. Por eso, lo mejor es primero crear una barrera que impida el ingreso de los insectos, roedores y otros a tu hogar.

En todas las aberturas y posibles sitios de ingreso de pestes (puertas, ventanas, claraboyas, tragaluces, rejillas, respiradores o las que haya) debes instalar mallas, también conocidas como “mosquiteras”. Revisa todo el hogar, incluyendo el ático, la cochera y el sótano, para comprobar cuántos marcos y mallas debes adquirir, e instálalos cuanto antes.

Cómo evitar las pestes en el hogar. Métodos para prevenir hormigas, roedores y otras pestes. Guía para mantener un hogar libre de pestes

© Depositphotos.com/haraldmuc

Imagen 1. Limpia con aspiradora las alfombras y la zona de las mascotas, para potenciar el control de plagas en el hogar

Otro método útil para evitar pestes en el hogar es sellar cualquier abertura, por ínfima que te parezca, para evitar el ingreso de roedores e insectos. En el mercado encontrarás rellenadores de espuma que se aplican con una suerte de jeringuilla, en estado pastoso, y que al contacto con el aire se inflan y sellan así cualquier rendija que haya en casa.

Trucos para evitar todo tipo de pestes en el hogar

Además de bloquear el ingreso, también debes eliminar las que posiblemente ya haya en casa. Una buena manera de lograrlo es evitar que las mascotas permanezcan en el exterior (en especial en sitios públicos y césped), para que no acarreen insectos y sus huevos hacia dentro de casa. En cualquier caso, siempre aplica en su manto productos (como pipetas, líquidos y collares) que ayuden a repelerlos, cepilla su pelaje habitualmente, y mantén limpia su zona de descanso usando la aspiradora, para quitar cualquier huevito de insectos, restos de alimentos que atraigan roedores, y más.

Mantener el césped bajo y las plantas posadas te ayudará a evitar que las pestes aniden allí. También hay productos naturales y seguros para eliminar los insectos y otros indeseados de tu jardín, y que puedes aplicar fácilmente sin la necesidad de contratar a especialistas (aunque hacerlo siempre es buena idea).

En las esquinas traseras de las alacenas, detrás del refrigerador, en los rincones, debajo y detrás de los muebles e incluso en el espacio interior de los muros livianos de tu hogar, pon pequeñas cantidades de bicarbonato de sodio. Es un genial producto natural que te ayudará a evitar pestes en el hogar, como cucarachas, gusanos, ciempiés y muchas otras alimañas. Puedes poner el bicarbonato en montoncitos, dentro de una tapita plástica de refresco o de un rollo de cartón (como el de las servilletas de papel y el papel sanitario) que pongas recostado en los sitios que no queden tan distantes del acceso de los niños y las mascotas. Si te aseguras de disponerlos de maneras seguras, los pequeños no tocarán el polvillo y así podrás cuidarlos a ellos, mientras que potenciarás la efectividad del producto.

Asegúrate de mantener el hogar limpio, sin dejar miguillas ni restos de alimentos que atraigan pestes. También guarda los alimentos en contenedores herméticos, usa clips para cerrar los paquetes y bolsas, y conserva dentro de la nevera lo que pueda provocar aromas que atraigan alimañas (incluyendo las frutas). Saca los residuos a diario, o varias veces por día, recolectándolos en un bote grande ubicado fuera de casa si las regulaciones de tu ciudad determinaran sólo una recolección semanal. Ventila sólo a primera hora de mañana (y no en las horas más calurosas), y también elimina los focos de humedad haciendo las reparaciones necesarias. Recuerda que los cimientos con humedad no sólo son acogedores para numerosas criaturas, sino que también la humedad (y los hongos que provocan) carcomen los materiales y crean recovecos que serían un perfecto alojamiento para todo tipo de insectos y roedores.

Con estos simples cuidados podrás mantener el hogar libre de pestes todo el año, sin gastar de más y cuidando de las estructuras, de tus bienes, ¡y de toda la familia!

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Evitar Pestes en el Hogar, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social