¿Quieres ahorrar? Evita multas

Tips para evitar multas y gastos innecesarios

No es ninguna sorpresa ni un gran descubrimiento: para ahorrar, debemos evitar gastar en lo innecesario. Las multas, infracciones y recargos pueden ser evitados y, con ello, ahorrar este dinero, invirtiéndolo luego en algo mucho mejor.

Cuando conduzcas tu vehículo, lleva siempre todos los papeles y documentos del coche, y cumple con las normas de tránsito vigentes. Revisa periódicamente las luces y su funcionamiento, y haz las reparaciones necesarias para que cumpla con las disposiciones medioambientales y civiles de la zona por donde circulas.

Lleva siempre el cinturón de seguridad puesto, pues esto es una reglamentación y también una sabia decisión. No excedas los límites legales de velocidad, ni comentas infracciones tanto en ruta como en la ciudad: nunca sabes si hay patrulleros o radares vigilando tus movimientos, y estos improperios pueden ocasionar grandes multas.

Conduce también lo menos posible, evitando el gasto de combustible sin necesidad. Recuerda que ni bien notes un desperfecto debes repararlo, pues dejarlo estar no sólo no lo solucionará, sino que aumentará el problema por desgaste.

Gastos evitables en casa

Toma nota de las fechas aproximadas en las que llegan las facturas, impuestos y cobros municipales, de modo que si hubiera alguna demora, puedas descargar el cupón de pago de Internet o ir a la central de la empresa prestadora a solicitar una reimpresión. Paga tus facturas ni bien las recibas, o en cuanto tengas el dinero, en lugar de esperar al último día para hacerlo. Si hubiera algún inconveniente con tu transporte o con la empresa cobradora, sólo estarías poniéndote en recargos innecesarios. También recuerda ser consciente en el uso de recursos como el agua, el gas y la electricidad, para no consumir de más.

Multas en la ciudad

Muchas ciudades tienen hoy instauradas leyes de civilidad y ciudadanía, que emiten multas e infracciones a quienes cometen malas acciones, tales como cruzar fuera de los sectores peatonales, no cooperar con el conciudadano ante una emergencia y demás. Analiza en el municipio local cuáles reglamentos se aplican, y cuáles son las multas por estas infracciones.

Aprovecha todos los recursos para ciudadanos, como el transporte público, los descuentos para vecinos y todas las demás acciones e incentivos de tu zona de residencia. Así podrás economizar a la vez que evitar gastos y, adivina qué: ¡tus ahorros se multiplicarán sin que siquiera te des cuenta!
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Gracias por leer Evitar las multas y recargos es clave para el ahorro, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social