Cómo Evitar Golpes de Calor en Verano

Cómo Prevenir Golpes de Calor

Para evitar golpes de calor en verano, primero que nada debemos saber un poco más al respecto de este problema tan frecuente, y al mismo tiempo evitable. Y atención, que puede ocurrir si estamos caminando en la gran ciudad, en una playa o en la montaña.

Durante todo el verano es importante consumir dos a tres litros de agua al día, eso es vital para no deshidratarnos y evitar así que el calor, la humedad alta y el sol radiante nos cause daños, algunos de ellos irreparables para el organismo. La cantidad de líquidos puede variar en relación a otras cuestiones, como por ejemplo la temperatura, la alimentación, la edad, la cantidad de actividades, la humedad ambiental, el esfuerzo, etc.

Síntomas de deshidratación

El principal riesgo a tener en cuenta es la deshidratación. Se trata de un enemigo algo silencioso, porque no nos damos cuenta que aparece hasta cuando ya es severo el daño. Los síntomas no son la sed que podemos sentir, sino ciertas molestias. Y lo que es peor, los órganos se resienten y ni nos damos cuenta. El hígado y los riñones pueden verse lastimados sin ningún signo aparente.

Evitar los golpes de calor durante el verano. Cómo prevenir golpes de calor en vacaciones. Evitar golpes de calor en la playa

© Depositphotos.com/monkeybusiness

Imagen 1. Para prevenir golpes de calor debes permanecer al reparo del sol entre las 11 y las 16 horas.

En lo exterior, la resequedad en la boca y en la piel se hace notoria, así como también el aumento de transpiración para reducir la temperatura corporal.

Evitar la deshidratación es aún más importante en los niños, los ancianos y las personas que sufran ciertas enfermedades. También es vital prestar atención en quienes hacen ejercicio físico muy fuerte, beben demasiado alcohol, consumen ciertos medicamentos o tienen actividades específicas que requieren esfuerzos.

Tips para evitar los golpes de calor

Es fundamental beber más cantidad de líquidos, por más que no sientas sed. Si no eres muy fanático del agua, puedes beber infusiones frías, batidos o zumos naturales. No se pueden sumar los refrescos, los zumos industriales, la leche, las bebidas alcohólicas ni el café. Una buena manera de beber más agua es tener siempre contigo una botella, en lo posible a la vista.

Evita exponerte al sol entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde. Es un buen momento para descansar en casa, mantenerte en la oficina trabajando, o si estás de vacaciones, hacer alguna actividad más tranquila, como ir a un museo o centro comercial, etc. Y si quieres igualmente quedarte en la playa, siempre bajo la sombrilla o tienda.

Utiliza factor de protección de por lo menos 15 fp. Si tienes la piel muy clara, usa como mínimo 30 fp. Si estás en la playa, renueva la colocación de la crema cada dos horas, porque la transpiración y el sol van quitando el producto. En el caso de niños, ancianos o personas con piel muy sensible, es mejor consultar con el dermatólogo para que le recete un factor de protección correcto.

Reduce el consumo de bebidas alcohólicas. Además de que no “suman” como líquido para hidratarte, tampoco te ayudan a evitar un golpe de calor. Lo mismo ocurre con las bebidas demasiado azucaradas, ya que te dan más sed y no te alimentan como pasa con los zumos, por ejemplo.

También debes evitar hacer actividades que requieran demasiado esfuerzo. Si hace mucho calor, no vayas a caminar por entre los médanos ni realices una excursión en bicicleta por un bosque. Trata de quedarte lo más tranquilo posible, toma descansos y no te sobre exijas. Mejor quédate leyendo un libro o una revista y aguarda a que baje un poco el sol para salir.

Utiliza ropa ligera y de color claro. Recuerda también tener siempre un sombrero o un pañuelo en la cabeza, y llevar gafas de sol de calidad, que no permitan el ingreso de los filtros UV en los ojos y los deshidraten. Pero cuidado, que estar todo el día en traje de baño puede ser malo para tu salud por diversas cuestiones, por ejemplo, porque la piel está más expuesta al sol, y segundo porque no hace bien que la ropa mojada se seque contra el cuerpo, aunque la temperatura sea elevada.

Es posible prevenir golpes de calor en el verano si se tienen en cuenta estos consejos. Recuerda que los síntomas están bastante ocultos, por lo que debes extremar los cuidados.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Evitar Golpes de Calor en Verano, te sugerimos que visites nuestra sección Enfermedades y prevención.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social