Cómo Evitar Acumular Cosas

Cómo Evitar la Acumulación de Cosas

Es fácil saber cómo evitar acumular cosas: debes tener sólo aquello que uses. Pero claro, a veces nos dejamos llevar por el impulso de una promoción, un precio bajo, incluso esos presentes que recibimos y que, por respeto, conservamos a pesar de que nunca los utilizaremos. Así quedamos con armarios repletos de ropa que ni siquiera nos queda, con muebles de guarda sin un centímetro de espacio en su interior, cajones y cómodas con kilos y kilos de objetos que alguna vez usamos pero que ya hace años que ni siquiera tocamos.

Esta es una conducta peligrosa, nada menos que el inicio del desarrollo del Síndrome de Diógenes: la acumulación compulsiva. Pero puedes ponerle freno a tiempo. Aprende cómo hacer espacio en tu vida, ganando dinero en ello o colaborando con quienes lo necesitan, y aplica estos simples consejos para evitar acumular eso que no necesitas en tu vida.

Cómo evitar acumular cosas. Tips para evitar la acumulación de cosas que no usas. Como evitar el sindrome de diogenes.

© Depositphotos.com/Dirima

Imagen 1. No te dejes seducir por las ofertas que sólo buscan hacerte caer en las compras compulsivas

Antes de comprar de manera compulsiva, piensa

No te dejes seducir por las ofertas, promociones, ni siquiera por el gusto de tener ese novedoso objeto o esa pieza decorativa que se ve de lujo en la tienda, pero que ni siquiera va con la decoración de tu hogar. Para evitar caer en la acumulación de cosas debes, antes de comprar o recibir “eso”, hacerte tres preguntas básicas:

1. ¿Vas a usarlo/disfrutarlo?: Piensa si se trata de un impulso, de un truco de mercadotecnia que ha funcionado en ti, si es algo que vas a llevar a casa y que nunca vas a usar o, quizás, algo que usarás una o dos veces en tu vida.  Piensa en si ya tienes algo que cumpla la misma función, y visualiza realmente cuál es la aplicación que le darás a eso que está llamándote desde el escaparate.

2. ¿Tienes espacio para guardarlo?: Si ya sabes que es algo que sí usarás la cantidad de veces que ameriten su compra, piensa en si tienes espacio en casa para guardarlo. Todos lo hemos visto: la cinta caminadora o la máquina elíptica que no sólo no se usa, sino que pasa a ocupar enorme espacio en la sala y se convierte en el más costoso perchero que jamás hayas tenido.

Piensa en si tienes espacio suficiente para lucir ese elemento, o un sitio donde puedas ponerlo para sacarle el provecho sin saturar tus espacios. Un truco que te servirá para no acumular cosas: si no tienes espacio, quizás signifique que ya tienes uno de esos, o que necesitas ir a casa y botar o regalar lo que ya no uses antes de comprar esto nuevo que sabes que sí utilizarás.

3. ¿Te hace falta ahora?: Quizás es algo que sabes qué sí usarás, y que sabes que sí tienes espacio para guardarlo o conservarlo. Pero antes de ir a la caja registradora, piensa en si lo necesitas ahora mismo, o si puedes esperar para comprarlo, evitando así la acumulación.

Tal vez sea algo que te haga falta más adelante, y eso significa que, con el tiempo, quizás dejes de necesitarlo. Volviendo al ejemplo de la máquina elíptica: tal vez tienes espacio y la aprovecharás para hacer ejercicios, pero tu trabajo actual no te deja tiempo suficiente para darle el uso apropiado. Espera hasta tener el tiempo o la verdadera necesidad actual, y así podrás evitar acumular cosas que queden congeladas por algún tiempo.

Trucos para evitar acumular cosas

Luego de esas tres preguntas que te ayudarán a evitar las compras compulsivas, hay un cuestionamiento más que debes hacerte con cada elemento, prenda de vestir o lo que sea antes de comprarlo o recibirlo: ¿lo quieres, o lo necesitas?. Es un asunto fundamental.

Para evitar la acumulación de cosas y ganar espacio libre en tu hogar, debes analizar cada objeto que tengas, pensando si lo necesitas de verdad, o si se trata de algo que sólo tienes por gusto.

No está mal tener algunas cosas sólo por "capricho". Pero cuando son la mayoría de tus bienes, hay un problema en vista.  Evitar caer en la acumulación exige tener la sabiduría de desprendernos de eso que no necesitamos, ya sea vendiéndolo para ganar dinero, regalándolo a quien lo necesita, o botándolo a la basura si es algo que solía encantarnos pero que se ha dañado o deteriorado con el tiempo. Recuerda que son “cosas”, no “felicidades”, ni “recuerdos”.

Hazte estas simple preguntas, responde con honestidad, y disfruta de todos los beneficios de tener tu casa más ordenada, con más espacio libre y mucha más tranquilidad, ahora que ya sabes cómo evitar la acumulación y las compras compulsivas.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Evitar Acumular Cosas, te sugerimos que visites nuestra sección Economía y Ahorro.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social