5 malos hábitos que afectan sus ahorro

5 malos hábitos que afectan tus ahorros

Para tener una estabilidad económica y financiera, en particular en el hogar, debemos crear un conjunto de conductas y hábitos saludables. Aprender a fomentar la mentalidad de ahorro es el primer paso en la dirección correcta, pues es lo que nos permite evitar gastos innecesarios, compras impulsivas, y nos mantiene dentro del presupuesto.

Pero no sólo debes prestar atención a los buenos hábitos, sino que, ante todo, debes evitar aquellas conductas inapropiadas para la vida frugal y la estabilidad financiera. En esta nota, veamos los cinco malas costumbres que debemos aprender a evitar en nuestra vida diaria.

1. Pagos fuera de término afectan tus finanzas

Cada factura de impuestos, de servicios, de devoluciones o de lo que sea tiene una fecha de vencimiento, y luego una o dos fechas más de vencimiento atrasado. Estas segundas fechas indican una extensión al tiempo de pago, con algún incremento o tasa extra en concepto de interés. Aunque a menudo estos montos no parecen significativos, cuando los sumas verás que sí hacen la diferencia. Acostumbrar pagar los servicios y facturas con retraso es un mal hábito que debes vencer. La solución: ordena tus finanzas para pagar siempre a tiempo, cuanto antes, sin esperar a que llegue el plazo máximo, y cumpliendo primero las obligaciones y luego los deseos.

2. Dejar de lado el ahorro

El hábito del ahorro es imprescindible para una buena economía. Cuando organices tus pagos mensuales, establece el monto de reserva como uno de los “gastos” indispensables, junto con la renta, la hipoteca, los alimentos y demás. Si quieres, deposita la mitad de tu monto de ahorros mensual establecido a principios del mes, y la segunda mitad a mediados del mes. Así, nunca te sucederá de haber gastado hasta el último centavo, rompiendo el mal hábito de subestimar el ahorro.

3. Gastar todo

Si un mes te quedas en cero en tu dinero, es una mala señal de mentalidad económica. Aunque ya hayas cumplido con tus gastos indispensables y hayas depositado tu monto de ahorro, siempre debiera quedar algo extra al final del mes. Luego, si no lo necesitas verás que haces con el.

4. Ser demasiado generoso

Ser generoso es bueno, pero demasiado puede ser peligroso para tus finanzas. Comprar regalos porque sí es una linda actividad de unión con los seres queridos, pero, si vas a hacerlo, elige regalos libres de costo (como hechos por ti mismo), gestos desinteresados, y gastos minúsculos.

Invitar a cenar a todos tus amigos y hacerte cargo de la cuenta será un buen gesto, pero minimizará tu capacidad de ahorro. La solución: hacer que las actividades y los gastos sean justos y equitativos entre todos.

5. Dejar todo para mañana

Demorar los planes, dejar todo para mañana, esperar hasta el último momento son tres conductas propias de este mal hábito. Ya sea que se trate de dejar cuentas sin pagar hasta el día del vencimiento, o dejar el trabajo pendiente para último momento, son maneras de poner en peligro nuestra estabilidad financiera, directa o indirectamente. La mejor solución para romper este mal hábito es hacer las cosas cuanto antes, para tener luego el tiempo libre –(si lo hubiera) de hacer lo que nos distienda, libres de preocupaciones y de peligros financieros.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Evita los malos hábitos en tus finanzas, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social