Cómo Estampar Flores Naturales

Técnica Para Estampar Flores y Hojas

En esta nota te enseñamos un método muy fácil para estampar flores naturales, hojas, tallos y todo lo “fresco” que quieras, usando sus pigmentos propios y completamente libre de químicos. ¡Tan sólo usarás una herramienta que seguro ya tienes en casa!

Esta técnica te permitirá copiar las formas de las flores en papel, cartón, madera, en telas o en otras superficies absorbentes, para lograr diseños únicos y muy naturales que complementarán cada rincón de tu hogar. ¡Ponte manos a la obra ya mismo!.

Lista de materiales

Lo primero es definir qué quieres crear: un mantel, una cortina, las fundas de tus almohadas, ropa, también cartones y papeles, lonjas de madera o lo que quieras. Lava, limpia o cepilla la superficie, quitándole suciedad, grasitud o barnices, aprestos y productos, dejándolas tan natural como puedas, pues la técnica depende de ello.

Paso para estampar flores y hojas naturales sobre telas. Estampado de flores y hojas naturales. Cómo estampar flores sobre telas

© Depositphotos.com/Rawlik

Imagen 1. Para hacer esta técnica prefiere las flores y hojas más bien planas, y siempre coloridas.

Luego, reúne las flores y hojas que vas a estampar. Usa cualquiera que esté fresca. Corta las flores y hojas procurando que tengan poco tallo, usando tijeras de buen filo para preservar la salud de la planta.

Finalmente, consigue un martillo común, o un mazo del que usas para la carne, el taco de una bota o cualquier otro elemento contundente y plano con el que puedas dar golpecitos. Puede que necesites piezas de cartón (para individualizar las telas a estampar), cinta adhesiva de pintor, y la plancha.

Cómo estampar flores naturales

Prepara la zona de trabajo limpiándola, lavándola y haciendo lo que necesite. Ponla en una mesa firme y plana, y prepárala para la técnica. Por ejemplo, si vas a estampar prendas de vestir o fundas de almohadas, coloca una pieza de cartón entre el frente y el dorso de la tela para evitar que el color se pase al otro lado.  Si la mesa de trabajo fuese algo irregular, pon un trozo de cartón o una tabla de madera por debajo de las piezas más flexibles, como telas y papeles.

Acomoda las flores frescas y las hojas tiernas, colocando el frente contra la superficie a estampar; es decir, con las flores “boca abajo”. Usa un pequeño trozo de cinta adhesiva de pintor si fuera necesario para que no se mueva, y corta con una tijera las zonas que sobresalgan o que tengan demasiada carga de líquidos naturales (como cabos, tallos, nervaduras gruesas u otros).

Con el martillo, comienza a dar suaves golpecitos asegurándote de cubrir toda la superficie de la flor o la hoja. Estos golpes planos romperán su estructura y liberarán su humedad interna, pasando los pigmentos a la superficie a estampar. Repite por el tiempo que fuera necesario, despegando con cuidado un pétalo o la punta de la hoja para verificar el avance de tu trabajo.

Cuando estés conforme con el estampado, retira la flor con cuidado y deja secar al aire (mejor si es al sol) por al menos una hora. Después, podrás planchar sin arrastrar, sino posando la plancha caliente, si quieres fijar los colores. Otra opción es hacer tratamientos que preserven los colores, aunque si dejas la prenda sin lavar por unos 7 días no deberías tener problemas en el lavado.

Ya secos los estampados, complementa el diseño pintando, dibujando, bordando o haciendo el “toque personal” extra que prefieras, para lograr diseños completamente únicos. Esta técnica para estampar flores naturales es fácil, no tiene costo alguno en la mayoría de los casos (salvo si tuvieras que comprar las flores), y estará lista en solo una tarde de trabajo.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Estampar Flores Naturales, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social