Cómo escoger un vestido de novia

Consejos para elegir un vestido de novia

Lo primero que debes hacer es tener definido el día de la boda. Esto determinará el clima y las condiciones que hacen a la elección del vestido: si hará frío, calor, tiempo medio, si será puertas adentro o al aire libre, si será de día o de noche: todo esto tiene mucho que ver con el modelo de vestido a elegir.

También viene a cuenta tu personalidad. Si eres elegante normalmente no deberías elegir un atuendo informal, sino uno que complemente tu personalidad. Esto te hará sentir como una segunda piel a tu vestido, te dará comodidad durante el evento y, simplemente, te sentará de maravillas.

Ya definidos estos dos asuntos, lee algunas revistas especializadas y busca inspiración. Elige unos cinco modelos que se adecuen a ti y al evento, para tener una base que puedas salir a buscar en el mercado (y también el presupuesto aproximado), o bien para hacer las reformas necesarias al vestido de novia que hayas heredado y que quieras usar.

Una buena idea es probarte vestidos, muchos, tantos como sea necesario hasta definir qué estilo es el que buscas, y si se adecua a tu presupuesto. Al hacerlo, es importante que lleves los zapatos que usarás en la boda, para ver si se complementan o no.

La elección del vestido de novia según tu cuerpo

Si tienes un cuerpo de supermodelo, seguramente no tendrás inconveniente alguno en lucir de mil maravillas cualquier tipo de vestido, pero lo cierto es que la mayoría de nosotras no lo somos. Es allí cuando aplicamos algunos trucos que hacen que el vestido de novia se acomode a nuestro cuerpo.

Vestidos de novia para cuerpos delgados: Si eres demasiado delgada y longilínea, elige vestidos bien armados, que remarquen tu figura. Las faldas voluminosas y los accesorios de fantasía, como volados y encajes superpuestos, pueden darte el relleno que necesitas. El escote corazón es el favorito
Otra buena opción es el halter, sólo si no tienes el pecho demasiado plano. Si necesitas abrigo, elige un bolero liviano y suelto, o bien un cuello en piel sintética, para ocultar tu delgadez.

Vestidos de novia para cuerpos rellenitos: Si eres más bien rellena, puedes elegir los modelos que no se ciñan a tu figura. Escoge un vestido de novia que remarque tu cintura si la tienes bien formada, como los de corte evassé.
Si tienes algo de vientre o poca cintura, un corte princesa es lo que necesitas. Evita los escotes demasiado abiertos, prefiriendo los de breteles anchos y también con mangas simples, nada de volumen pero tampoco ajustadas. Elige vestidos más bien simples, pues demasiado encaje y volumen no favorecerá a tu cuerpo.

Vestidos de novia para caderas anchas: Si tus caderas son demasiado amplias, necesitas resaltar la parte superior de tu cuerpo. Aprovecha las faldas drapeadas y los vestidos de talles bajos, con cortes a la altura de la cadera y no a la cintura. No elijas modelos con faldas voluminosas y superiores ceñidos, sino a la inversa.
El corte princesa o el corte en A pueden ser buenas elecciones de vestidos para este estilo de cuerpo.

Vestidos de novia para bustos grandes: Por último, si tienes mucho busto, la elección es inversa a la anterior. Prefiere los superiores algo ceñidos, nada de volumen, y con escote recto, cuadrado, asimétrico (con sólo un bretel) o en V.
Huye de los escotes halter, en corazón, redondos o del corte princesa. Las faldas pueden ser algo voluminosas: cortes A, sirena o evassé pueden ser la clara decisión.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo escoger un vestido de novia , te sugerimos que visites nuestra sección Vestimenta.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social