Cómo es el embarazo a los 4 meses

El bebé y la mamá al cuarto mes de embarazo

Ha finalizado el primer trimestre de tu embarazo. Las molestias y las náuseas comienzan a ceder, te sientes cada día mejor, con más energías y vitalidad. Tienes ese brillo de las futuras mamás, y ya puedes comenzar a disfrutar en verdad de tu embarazo. ¿Qué cambios puedes esperar en el cuarto mes?

Cómo es tu bebé en el cuarto mes de embarazo

Tu hijo o hija ya se ha aferrado a la vida dentro de tu vientre. El cuarto mes llega con la calma de superar el temido aborto espontáneo de los primeros tres meses, y tanto la mamá como el pequeño comienzan a tranquilizarse y disfrutar. Dentro del vientre tu bebé comienza a moverse lentamente, también ya puede abrir y cerrar su boca, además de tragar, patear, y hasta habrá formado su piel aún transparente.

Su cuerpo empieza a pegar un estirón considerable. Esa pequeña semillita ahora ya alcanza a medir 10 centímetros, y pesar unos 100 gramos. Sus células nerviosas están en constante desarrollo, incluyendo sus neuronas: se está armando su cerebro. También comienza a tomar forma de una pequeña personita, haciendo sus extremidades, dedos de manos y pies, dividiéndose su cabeza, y hasta comenzando a crear sus ojos, que en el cuarto mes dejan de ser sólo dos pequeños puntos.

La mamá a los 4 meses de embarazo

En el cuarto mes de embarazo notarás que subes de peso y que hay una incipiente barriguita por debajo de tu ombligo, una sensación maravillosa. Las náuseas y las descomposturas ceden, y ya te sientes renovada en tus energías. Tus pezones comienzan a prepararse en el cuarto mes, oscureciéndose y aumentando de tamaño, y tus senos muestran ahora venas oscuras: es habitual, pues se está proveyendo de más sangre a las glándulas mamarias, preparándose para la lactancia.

Tu cintura será menos notoria que antes, y tus caderas comenzarán a abrirse hacia los lados. Es habitual que esto afecte un poco tus movimientos, pero sigue caminando y disfrutando de tu cuerpo, te esperan meses maravillosos por delante.

Puede aparecer pequeños calambres abdominales y también dolores de espalda baja. Pero deben ser sólo molestias: si sientes dolor, consulta a tu médico. Controla también tu alimentación e hidratación, y ya puedes modificar tu ropa (más holgada y liviana) y tu calzado, con tacones de hasta 5 centímetros y no más.

Cumple con todos tus exámenes prenatales. En el cuarto mes de embarazo aún es posible comenzar con planes de medicamentos o nutritivos complementarios, dependiendo del desarrollo del bebé. Comunica a tu médico todas tus dudas y los cambios que vayas notando, aunque te parezcan insignificantes: a veces los detalles más simples son las mayores señales de la salud de tu bebé.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo es el embarazo a los 4 meses, te sugerimos que visites nuestra sección Embarazo y maternidad.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social