Embarazo. Mitos del embarazo y creencias populares

Mitos sobre el embarazo

Durante el embarazo la mujer suele escuchar diferentes historias sobre lo que puede hacer, lo que no puede hacer, lo que puede pasar o lo que no pasará o lo que va a sentir. Y en este momento de la mujer, en que todo es nuevo y desconocido, se produce una movilización interna que genera sentimiento ante los cuales necesita respuestas concretas que tranquilicen y calmen.

1er Mito del embarazo: vómitos, mareos, antojos y sueño. El primer mito es que toda mujer embarazada tiene vómitos, mareos, antojos y somnolencia. Por lo que la mujer que desea estar embarazada y no siente ninguno de estos síntomas, se le genera un estado de profunda ansiedad, además de asustarse si no sufren de esta primera sintomatología. Lo cierto, es que no es necesario que estos síntomas se hagan presente en todo embarazo, incluso, hay embarazos en que la mujer jamás ha sentido ni vómitos ni mareos, ni sensación de somnolencia. El mito tiene más que ver con la necesidad de confirmar el estado y el de conseguir el reconocimiento de todos quienes están a la expectativa del mismo.

2do Mito: comer por dos. La frase hay que comer por dos, no garantiza en lo más mínimo el bienestar de la mamá y del hijo. Por el contrario, el aumento excesivo de peso puede ser dañino para la mamá, el bebé y traer complicaciones en el momento del parto. Esa necesidad de comer más, si bien es cierto que se debe aumentar un poco la ingesta de alimentos, poco tiene que ver con una necesidad nutricional, sino que es una forma de lograr canalizar la ansiedad que produce el mismo embarazo.

3er Mito sobre el embarazo: forma de la panza. Si la forma de la panza es redonda, será una nena; si por el contrario, tiene punta, es seguro que es un varón. Apenas se conoce la noticia de que se está embarazada, se comienza a fantasear sobre el sexo del bebé y entonces se comienzan a utilizar innumerables recetas, como la forma de la panza, el anillo, etc. Este mito solo genera mayor ansiedad a la futura mamá, sobre todo si desea un sexo determinado de bebé. La forma de la panza dependerá de la contextura física de la madre, del aumento de peso, de su carga genética, pero para nada del sexo del bebé.

4to Mito: parto natural mejor que cesárea. Otra frase que se escucha muy seguido, es el parto natural es mejor que la cesárea. Estas ideas están relacionadas con la realización o no como madres. Por lo que se suele creer que el tener un parto natural y darle el pecho al bebé, nos hace una buena madre. Por el contrario, haber sufrido una cesárea o no poder amamantarlo, es como sentir que no se ha logrado dar todo como madre y surge la sensación de frustración por parte de esas madres. Pero esto es tan falso como las afirmaciones anteriores, es importante aceptarse en lo que se tiene y se puede dar sin reproches ni culpas, ya que toda son posibilidades que pueden ocurrir en uno u otro caso y que no difiere de ser o no buena o mala madre.

5to Mito: relaciones sexuales durante el embarazo. Otras veces nos dicen que las relaciones sexuales pueden causar daños al bebé. Razón por la cual muchas mujeres dejan de tener relaciones al enterarse que están embarazadas, temiendo que las mismas afecten al bebé o aceleren el momento del parto. Pero la realidad cuenta que es muy beneficioso tener relaciones sexuales, porque de esa forma se mantiene la armonía en la pareja y se calman ansiedades. Además, destierra la idea de la mujer que el embarazo y sobre todo en las últimas etapas, la ponen fea, gorda y poco atractiva para su pareja, a la vez que el hombre no se siente excluido, debido a que muchos siente que la mujer solo esta pendiente del bebé. De la única forma en que las relaciones sexuales se deberían de suspender, es por indicación del profesional que atiende a la mamá embarazada.

6to Mito del embarazo: el segundo es más fácil. Tampoco es cierto en todos los casos, que el segundo embarazo es mas fácil, ya que esto hace que muchas mujeres creen el segundo embarazo seguro será mucho mejor que el anterior debido a que ya tienen experiencia, y lo saben todo. Sin embargo, nunca un embarazo es igual al otro. Es posible (y no hay porque negarlo u ocultarlo) que en este segundo embarazo también surjan dudas o temores y se tiene el mismo derecho a ser contenidas y cuidadas que en el primero. Hay que vivir y disfrutar plenamente de cada embarazo, ya que así como que cada hijos es diferente lo mismo pasa en cada gestación.

En relación a todos los mitos y creencias sobre el embarazo, es importante recalcar que cada embarazo debe ser vivido de una manera especial y única, y con la misma importancia de los anteriores. Es vital que cada mujer se conecte con todas sus emociones, temores, alegrías y que se comunique con su bebé desde el momento de enterarse de esta buena noticia y no se deje llevar por falsos mitos o creencias populares.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo erradicar algunos Mitos sobre el Embarazo, te sugerimos que visites nuestra sección Embarazo y maternidad.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social