Cómo enviar comidas no refrigeradas por correo

Cómo enviar comidas no refrigeradas por correo

Enviar comidas por corres puede ser un simpático regalo para hacer a personas muy queridas que tengamos lejos o para agradecer algún favor de trabajo.

Cómo enviar comidas no refrigeradas por correo

Cómo hacer para enviar por correo comidas no refrigeradas

Para no correr el riesgo que los alimentos que enviemos por correo lleguen en mal estado a destino por no poder conservar la cadena de frío correspondiente, podemos optar por las siguientes sugerencias que nos aseguraran un resultado satisfactorio.

Cómo enviar comidas no refrigeradas por correo
Cómo enviar comidas no refrigeradas por correo

© Depositphotos.com/lisafx

"Los budines, galletas, bizcochos (productos más bien secos), tortas, galletas, etc., se pueden enviar sin inconvenientes porque no crecen hongos durante su traslado."

Estos envíos los podemos hacer directamente a través de Internet o por catálogos de envío, etc. Cada uno buscará la forma que mas le convenga.

Podemos sorprender con gran variedad de productos alimenticios, desde carnes que no necesiten del frío para conservarse en perfectas condiciones hasta galletas horneadas dentro del hogar.

Consejos

  • Toda clase de alimentos secos, ya sean distintos tipos de carnes, como frutas secas o mezclas en polvo de jugos o sopas se pueden enviar sin dificultad por correo, ya que las bacterias no se desarrollan en comidas elaboradas tras el proceso de secado de la humedad natural que poseen.
  • Los alimentos enlatados en general (carnes, salsas, cremas, hortalizas, etc.), son una buena opción para enviar, pero la persona que las recibe debe controlar que las mismas no se encuentran abolladas o hinchadas antes de consumirlas.
  • Todo tipo de condimento en paquetes o recipientes irrompibles son ideales para cocineros que se encuentran lejos del hogar y les resulta difícil encontrarles en donde se encuentran. La única recomendación es no enviarlos en recipientes que se puedan romper durante el traslado.
  • Los budines, galletas, bizcochos (productos más bien secos), tortas, galletas, etc., se pueden enviar sin inconvenientes porque no crecen hongos durante su traslado.
  • Cuando se envíe galletas horneadas en el hogar, envuelva cada una por separado y colocarlas dentro de una caja fuerte o lata con material de empaque (esos que vienen en forma de maníes), para que no se rompan durante el viaje y no lleguen hechos migas.