Cómo Enseñar Matemáticas

Método para Enseñar Matemáticas

Queremos compartir contigo algunos buenos consejos para que sepas enseñar matemáticas, ya sea a tus hijos pequeños, preparándolos para dar un examen, o también a otras personas dándoles clases particulares o de apoyo escolar. Sólo debes adecuar las mecánicas al grado de complejidad que necesite el alumno, por eso, es fundamental que lo conozcas antes de planificar tus clases. Debes saber cuál es su grado general de conocimientos (es decir: qué tanto saben del asunto a abarcar) y también cuál es su conexión con los números y las matemáticas.

Si notas que el alumno no posee conocimientos avanzados en el tema, y para peores: si no es demasiado adepto a la aritmética, entonces cárgate de paciencia y templanza. Es probable que debas dar la clase con más lentitud, hacer más ejercicios para fijar conceptos, y lidiar con su mal humor (a veces incluso el rechazo).

Método para enseñar matemáticas con juegos. Cómo enseñarle matemáticas a un niño. Actividades para enseñar matemáticas

© Depositphotos.com/monkeybusiness

Imagen 1. Los niños necesitan aprender primero los números y su relación a las cantidades, y luego podrán seguir con operaciones simples de matemáticas.

Enseñar matemáticas dependerá en gran parte de tu alumno. Tanto de sus conocimientos como de sus gustos. Planifica las clases en torno a estos detalles, para saber cuántos ejercicios serán necesarios, qué nivel de complejidad deberán tener, si el niño o el adulto necesitará de elementos extra para fijar las nociones, si bastará con una explicación breve, y demás. Al final de la semana de clases, hazle una evaluación con un nivel adecuado de complejidad, para analizar cómo ha sido su fijación de conceptos. Así, la semana siguiente sabrás qué temas necesitas reforzar, y cuáles ya han sido superados y aprendidos correctamente.

Cómo enseñar matemáticas a los niños

Enseñar matemáticas a los niños pequeños es otro asunto diferente. Por ejemplo, si tu hijo recién está aprendiendo las formas de los números, debes esperar a que los reconozca, a que comprenda que ese cantito de “1-2-3-4-5…” no es algo aprendido de memoria sin más, sino que logre relacionar los números con las cantidades. Podrás ejercitarlo y evaluar esta relación, jugando a contar elementos, dibujos, caramelos u otros elementos que le interesen. Por ejemplo, pon 3 caramelos sobre la mesa y dile que los cuente, o háganlo juntos. Luego, dile que puede tomar “sólo 2” o “sólo 3”, o que te alcance “sólo 4 piedras del jardín”, y así.

La práctica lo ayudará a fijar esta relación, y además, será una actividad divertida cuando te ayude en tus actividades (por ejemplo, cuando hagan jardinería, tú cavas el hueco y le pides al niño que ponga 2 semillas en cada uno). Pero ten en cuenta su propio avance para hacer estas actividades: algunos niños estarán listos para hacerlo a partir de los 3 o 3 años y medio, y otros más adelante: recuerda que cada persona tiene su propio ritmo de aprendizaje, y también sus propios intereses. Juega, practica, pero no obligues ni mucho menos regañes, pues crearías una relación poco saludable con el niño y los números.

Cuando notes que el pequeño comprende los números (al menos del 1 al 9), seguramente conocerá casi de memoria el canto hasta un conteo más alto. Haz la misma relación para que los comprenda, esta vez sumando, por ejemplo, operaciones simples. Pon tres naranjas y dos manzanas en la mesa, pídele que cuente cuántas unidades de “cada fruta” hay, y luego que te diga cuántas “frutas” hay en la mesa. Luego, pon cinco uvas en un plato, y separa dos. Dile que cuente cuántas quedan en el plato luego de comer dos. Con ejercicios visuales y directos como este, los niños logran aprender las sumas y las restas mucho más fácil que sólo viendo números en una pizarra.

Para operaciones más avanzadas, lo recomendable es dejar que el ciclo escolar sea el que marque los momentos de aprender. Si quisieras enseñárselos en casa, simplemente repite las técnicas y ejercicios que tu hijo o tu alumno acepte de mejor grado, siempre apelando a la estimulación visual, a la diversión y a la ejercitación para fijar conceptos.

Con este método para enseñar matemáticas podrán aprender desde el juego, un desafío divertido y una noción valiosa de por vida.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Enseñar Matemáticas, te sugerimos que visites nuestra sección Enseñanza y aprendizaje.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social