Cómo engrasar la cadena de la bicicleta

Mantenimiento de la cadena de la bicicleta

La mayor parte de nosotros cuenta con una bicicleta con la cual disfrutamos de horas y kilómetros de paseo. Cada tanto debemos hacerle un mantenimiento para que, al momento de querer usarla, esté siempre lista para iniciar el viaje

En esta nota vamos a hablar de la cadena y de cómo proceder a limpiarla y engrasarla, ya que se trata de una de las piezas fundamentales de una bicicleta.

Materiales necesarios

Para limpiar y engrasar la cadena de nuestra bicicleta, necesitaremos aceite o grasa para cadenas, desengrasante en spray, papel de cocina o trapos viejos, guantes de goma o vinilo y un cepillo (hay cepillos especiales para este menester. No obstante, si no disponemos de él, podemos ayudarnos con un simple alambre)

Cómo limpiar la cadena de la bicicleta

Lo primero que debemos hacer es limpiar la cadena de los restos de polvo y grasa vieja. La arena, polvo y otros restos se van adhiriendo a la grasa vieja, acelerando considerablemente el desgaste de los engranajes.

En primer lugar, nos situamos en una zona ventilada y cubrimos el suelo con cartones o plásticos para evitar manchas. Seguidamente, aplicamos el desengrasante, para que la grasa vieja se ablande. No sólo lo aplicaremos sobre la cadena, sino también sobre los platos y piñones, y en todo lugar donde existan restos. Dejamos que el producto actúe durante el tiempo necesario (ver recomendación del fabricante)

El siguiente paso será colocamos los guantes y frotar la cadena, piñones y platos con un trapo viejo, intentando eliminar la mayor cantidad posible de grasa y suciedad. Quizás necesitemos aplicar desengrasante nuevamente, y lo haremos del mismo modo.

Después de esperar el tiempo recomendado, procedemos de nuevo a limpiar con el trapo y el cepillo o alambre, de forma que todo quede completamente limpio de grasa.

Cómo engrasar la cadena de la bicicleta

Si ya hemos limpiado completamente la cadena y el resto de componentes, podemos proceder al engrasado del conjunto. Para ello, aplicaremos una ligera capa de grasa o aceite para cadenas por todas las superficies que sufren por el roce. No olvidemos el eje de los piñones y platos.

No conviene excederse con la cantidad de grasa que apliquemos, ya que lo único que vamos a conseguir es que se adhiera de nuevo el polvo. Si hemos colocado demasiada grasa o aceite en la cadena, podemos pasar un paño limpio, retirando así el exceso y dejando sólo la cantidad necesaria.

Como último paso, deberemos dar unas cuantas vueltas con la bicicleta, realizando todos los cambios, de forma que la grasa se reparta homogéneamente por todas las partes fundamentales.

Dependiendo del uso que le demos a nuestra bicicleta, así como de las zonas por las que nos movamos o el lugar de almacenamiento, tendremos que realizar el proceso de limpieza y engrase con una determinada periodicidad. No obstante, el mejor modo de saber cuándo es necesario este proceso, será mirando por encima si existen restos de polvo y suciedad sobre la grasa. Por otro lado, deberemos tener en cuenta que nunca debemos dejar que empiecen a chirriar los engranajes, ya que eso significará que las piezas se están desgastando en demasía. En este caso, procederemos a la limpieza antes de utilizar la bicicleta de nuevo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo engrasar la cadena de la bicicleta, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social