Cómo enfrentar un mal ambiente laboral

Tips para convivir en un mal ambiente laboral

Tener compañeros, jefes, clientes o proveedores negativos es algo habitual, porque en general, la gente suele derivar sus problemas en los demás mientras están trabajando. Sus frustraciones, miedos, problemas familiares, peleas conyugales, falta de dinero, infelicidad, etc., son "volcados" en un ambiente que se llena de negatividad y mal humor.

Todas las personas tienen inconvenientes en su vida, lo importante es entender el lugar correcto para comunicarlos y sobre todo, guardar las quejas para donde corresponde. Si todos supieran esto, la existencia del ser humano sería mucho más sencilla.

El ambiente laboral tóxico genera estrés, ansiedad, depresión y hasta enfermedades. Por ello, es vital contrarrestar estos efectos y conseguir sacar el mayor provecho de cada situación. Si realmente es imposible cambiar de trabajo, entonces al menos que las horas que permanezcamos en ese sitio se pasen lo mejor posible.

10 pasos para contrarrestar el mal ambiente laboral

Estos 10 consejos servirán para evitar que el trabajo afecte a la salud física, emocional y mental de cualquier persona:

1. Alejarse de la gente negativa. Es sencillo detectarlas porque son los que siempre están criticando o quejándose. Si es imposible no toparse con ellos, entonces al menos permanece a su lado el menor tiempo que se pueda, y sin hacerte partícipe de sus traumas.

2. Crear un sitio de trabajo que produzca placer y relajación. Personalizar el escritorio con flores, fotos, objetos de decoración sirve para sentirse bien. Existen plantas que se usan para desintoxicar los lugares, tales como el potus.

3. Hacer bien el trabajo propio. Cuando trabajamos de manera eficiente y concentrada, no importará lo que ocurra alrededor. Además, será una buena manera de recibir reconocimientos y hasta premios en dinero u otras ventajas.

4. Mantenerse ocupado. Similar al paso anterior, pero ahora pensando en que el tiempo libre genera aburrimiento, desgano, apatía y sobre todo, permite que los tóxicos se aproximen.

5. Pensar cómo mejorar el clima. Analizar lo que uno mismo puede hacer para mejorar el ambiente en general, y si esto es posible, bienvenido sea. Tal vez podemos intentar conocer más a los compañeros, para generar un lugar ameno, distendido y agradable.

6. No quejarse de todo. No conseguimos solucionar nada de esta manera, y además, empeora el humor y la percepción de las situaciones. Si está "permitido" notar que algo no está bien, pero que no se vuelva una constante.

7. Distenderse fuera del trabajo. Tener un grupo de amistades fuera del trabajo para poder disfrutar de las horas libres y relajarse es una gran manera de contrarrestar el mal ambiente del trabajo. Es bueno realizar actividades como gimnasia, estudiar, salir a pasear, pasar tiempo con los padres o los hijos, etc.

8. Recordar las ventajas del trabajo. ¿Qué fue aquello que te motivó tomarlo? Puede ser el sueldo, la profesión, la experiencia o la posibilidad de hacer una carrera. Esto da fuerzas para continuar.

9. Poner límites. No dejar que los demás se aprovechen de la bondad, que no haya interrupciones innecesarias y sobre todo, recordar la importancia de decir que no.

10. Solucionar los problemas apenas surjan. No dejar que las cosas pasen porque traen más conflictos, rencores y angustia.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo enfrentar un mal ambiente laboral, te sugerimos que visites nuestra sección Relaciones interpersonales.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social