Enfrenta la Resistencia al Cambio de Quienes te Rodean

Afrontando la Resistencia al Cambio de los Demás

En general, los grandes cambios generan resistencia por parte de las personas más cercanas. No de todas, claro, puedes tener la suerte de que tu pareja, tu familia o algunos de tus amigos te apoyen al 100%. Pero en general, ante grandes cambios te encontrarás con resistencia, y es importante que lo sepas y que estés preparado porque se pueden generar conflictos.

Considera esta situación: después de muchos titubeos has decidido darle un giro a tu vida, cambiar de profesión, crecer como persona, lo que sea. Te ha costado decidirte y afrontas el comienzo con algo de miedo e inseguridad y, por supuesto, esperas el apoyo de los que te rodean, y además lo necesitas.

La sorpresa llega cuando el esperado apoyo no aparece, o no del todo. A las personas que son importantes para ti parece no gustarles el cambio, incluso aunque sea para bien. O bien se oponen, le ponen trabas a todo, te desaniman, o incluso se enfadan y te tachan de loco. ¿Te ha pasado alguna vez?. Justo cuando más necesitas su apoyo, te llueven las críticas y los comentarios negativos.

¿Por qué la gente se resiste a que cambies?

Es normal y muy frecuente. La cuestión es que todas esas personas se han acostumbrado a tu antigua forma de ser, a tu antigua identidad y para ellos también es un desafío tener que acostumbrarse al nuevo tú. Muchos lo harán poco a poco, pero otros no. Saber que esta oposición es en cierto modo natural y que pasará (porque seguro pasará) es un alivio, pero no va a eliminar los malos ratos y posibles discusiones.

Las consecuencias de que los demás se resistan a que cambies

Este tipo de reacciones por parte de los que te rodean, sobre todo si no las esperabas, provoca dos cosas:

1) Que en lugar de comentar tus planes con ilusión, como tenías previsto, tengas que convencer (debido a la necesidad de aprobación que tenemos). Lo que hace que aumente tu inseguridad y que tengas más dudas

2) Que pierdas la paciencia y te enfades, reaccionando de formas que no son las más adecuadas y no benefician a nadie, y mucho menos a ti.

Por supuesto es normal, y no tienes que culparte a ti mismo, simplemente encontrar formas más constructivas de mejorar la situación. No es bueno tener una actitud pasiva y dejarte llevar por la opinión de los demás, o no decidirte a dar el paso para evitar futuras confrontaciones. De hecho, eso podría generar resentimiento y dar el mismo resultado a la larga. En todo caso si estás o temes estar en esta situación, los siguientes consejos puede ayudarte.

Cómo enfrentar la resistencia al cambio

- Acepta que vas a encontrar resistencia por parte de tus seres queridos, que no te tome desprevenido. No lo hacen con mala intención, de hecho creen que lo hacen por tu bien.

- Averigua de qué tienen miedo, cuáles son sus objeciones y neutralízalas. Por ejemplo, que temen que te quedes sin ingresos, coméntales que tienes ahorros o que tienes un plan B.

- Busca formas de eliminar comentarios negativos sin ser agresivo. Por ejemplo: "Sé que estás preocupada/o por mi y te lo agradezco, pero confío en mis capacidades y sé que puedo salir adelante; y me gustaría contar con tu apoyo, me ayudaría mucho."

- Si el cambio afecta a algún miembro de tu familia, preguntale qué se puede hacer para mejorar la situación (por supuesto, comentando que lo que haces es importante para ti y que vas a seguir con ello, pero que no quieres que eso repercuta en su bienestar, o algo así). Esto es especialmente importante cuando afecta a tus hijos o a tu pareja, que se sientan seguros, que no se sientan abandonados.

- Asume que puede que algunas personas simplemente no acepten el cambio, es ley de vida. Ambos sobrevivirán.

Si nada de esto te da resultado, lo mejor es distanciarse un poco, es mejor que tener confrontaciones diarias que, aunque no lleguen a ser discusiones, te agotan y desmoralizan. Y una vez que la fase inicial se haya superado y tengas la suficiente confianza y seguridad como para que lo que digan los demás no te afecte, entonces vuelve al ruedo, por así decirlo; y simplemente deja que los comentarios negativos entren por un oído y salgan por otro; o agradece su preocupación pero diles que es tu decisión y, como en todo lo que haces, vas a luchar para que salga adelante porque es importante para ti y, al fin y al cabo, es tu vida.

Como dice Susan Jeffers en su libro "Feel the fear and do it anyway", lo más importante de todo es que seas tu mejor amigo, que no te critiques a ti mismo en ningún momento. Al final, tus seres queridos aceptaran esta nueva versión de ti y si alguien no lo hace, tranquilo, serás lo suficientemente fuerte y adulto como para romper lazos y seguir adelante. No sería ni el primer ni el último caso. Lo que de verdad necesitas para pasar esta etapa es tener confianza en ti mismo, apostar por ti y tener una razón para seguir adelante con tu proyecto. Es tu vida, no lo olvides.

Aida Baida Gil, coach de la profesional, trabaja con mujeres profesionales que quieren decidir el siguiente paso a dar en su carrera profesional, superar el Síndrome del Impostor, y tomar decisiones profesionales con confianza y certeza. Visita www.coachdelaprofesional.com para recibir gratis estrategias para el éxito personal y profesional.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Enfrentar la Resistencia al Cambio de Quienes te Rodean, te sugerimos que visites nuestra sección Desarrollo Profesional.

Esta nota te fue útil?
9 valoraciones.
El 89% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social