Cómo encontrar la paz interior

¿Qué es la paz interior?

Hallar la paz interior no es sólo la tarea o el privilegio de monjes y budistas. Todos podemos encontrar nuestro sitio especial, dentro de nuestra propia mente, en el que nos encontremos seguros, tranquilos, rodeados de calma y bienestar. Eso es la paz interior, y aquí te contaremos algunas buenas ideas para lograrla.

La palabra Paz evoca en nosotros ideas quizás políticas, imágenes humanas de terrenos en conflictos. Pero la paz es una definición mucho más amplia que meramente el estado no bélico de las ciudades y territorios. La paz, palabra algo intrincada de definir pero sencilla de comprender, es un estado, una sensación, una emoción placentera de ausencia de conflictos, de violencia, de negatividad en todos los aspectos posibles.

La definición de paz involucra también otras nociones o conceptos,. Entre los tantos involucrados, podemos mencionar la calma, la quietud, el silencio, el equilibrio, la unidad y la estabilidad. Así, cuando trasladamos este concepto a nuestra mente, podemos definir la paz mental como un estado de conciencia en el que hallamos la paz y la calma dentro de nuestra mente, aquietando nuestros pensamientos, equilibrando nuestras energías y neutralizando lo agresivo, lo negativo y los estímulos adversos.

Sin decisión no hay paz interior

Encontrar la paz mental es posible para quienes lo buscan. La paz, la calma y lo positivo rara vez llega sin que estemos bien predispuestos a recibirlo. Así, encontrar la paz mental es el resultado de nuestra propia decisión, de la determinación y de la apertura que dispongamos para permitir que la paz aquiete nuestros pensamientos, emociones y nuestro cuerpo entero.

Encontrar la paz mental es una meta obtenible, no sencilla, pero puede lograrse siguiendo algunos trucos y consejos que pueden servirte como entrenamiento. Con el tiempo, ya no necesitarás pensar en la técnica de búsqueda, y podrás ingresar en un estado de quietud y calma con sólo cerrar tus ojos.

Técnica para encontrar paz mental

Lo primero para hallar la paz interior es aprender a neutralizar los estímulos externos. Para comenzar, procura estar en una habitación sin otras personas, con iluminación tenue, sin música o con alguna música muy suave, sin voz y a volumen bajo. De este modo, podrás minimizar los estímulos percibidos. Es bueno neutralizar también los estímulos olfativos, aprovechando la aromaterapia y limpiando bien la habitación antes de comenzar. Si los ruidos de la ciudad fuesen invasivos, coloca música suave y adecuada en auriculares.

Siéntate o recuéstate, a tu preferencia, en una pose absolutamente cómoda. Evita cruzarte de piernas o estar con la espalda erguida, para no tener que acomodarte luego. Ahora cierra los ojos, y comienza a respirar lentamente, con calma, en bocanadas largas y pausadas. Escucha la música, mientras comienzas a escuchar también tu respiración. Es una gran ayuda llevar tu mirada hacia el punto imaginario ubicado entre las cejas, con los párpados cerrados.

Sólo quédate allí, dejando que la música o el sonido de tu respiración te invada y te calme. Practica la técnica varias veces por día, si puedes, hasta que el acto se torne natural. Con el tiempo, verás que puedes calmarte y hallar la paz interior en cualquier sitio y lugar, pues habrás entrenado a tu cerebro a bloquear los estímulos externos y habrás aprendido a liberar tu mente de pensamientos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo encontrar la paz interior, te sugerimos que visites nuestra sección Esoterismo y Espiritualidad.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social