En qué consiste el trasplante capilar

¿Qué es el trasplante capilar?

El trasplante capilar, o técnica de injerto o microinjerto capilar, es una técnica médico-estética que permite al paciente recuperar la línea o el bulto de su cabello, producto de caída total por enfermedades, tratamientos o, simplemente, por el paso del tiempo.

La técnica recibe diversas denominaciones, siendo las más habituales las de "trasplante capilar" e "injerto o microinjerto capilar". La mecánica es la misma para cualquier denominación: se toma un folículo piloso (con vellos) del paciente o donante (de preferencia, del mismo paciente) y se lo aplica insertado en los poros de la piel del cuero cabelludo donde antes había un folículo piloso vivo. Esto permite, en casos exitosos, que el folículo se adapte y desarrolle, dando así lugar al nacimiento de cabellos en una zona carente del mismo.

La técnica de trasplante capilar es quirúrgica, es decir, requiere del uso de anestésicos (locales o totales), uso de quirófano y tiempo de recuperación, como en cualquier otro procedimiento. Si bien la técnica posee altos niveles de casos de éxito, las complicaciones pueden producirse no en el resultado de la intervención sino en su ejecución.

Anatomía del cabello

El cabello nace de una raíz llamada folículo piloso, y se extiende "hacia fuera" en su desarrollo. Conforme se desarrolla en su crecimiento, el pelo va cumpliendo su ciclo de vida y, llegado el momento, muere y se desprende de su raíz, cayendo y dejando lugar a un nuevo cabello que nace del mismo folículo, a partir de un grupo sub cutáneo denominado "unidad folicular", que es un grupo de dos a cuatro folículos pilosos.

En qué casos se hace trasplante capilar

Se escoge el uso de esta técnica en casos de calvicie definitiva, no temporal, pues es una mecánica que invade el espacio de viejos folículos pilosos. Por ello, suele ser la última estrategia, luego de probar técnicas y tratamientos menos invasivos o definitivos, como los productos y masajes capilares, tratamientos farmacológicos y otros similares que buscan el fortalecimiento del cabello existente, su resurgimiento y desarrollo.

Cómo se hace un trasplante capilar

En un trasplante, se toma el cabello con su folículo, y se lo traslada e injerta en el espacio vacío que ha dejado un folículo piloso muerto. De preferencia, se toma el cabello de un donante autógeno, es decir, de otras zonas del cuerpo del mismo paciente que va a recibir el injerto. La extracción es determinada por el médico o cirujano, a partir de las condiciones de cada paciente, ejecutando la técnica de su recomendación. Por lo general, se utilizan las técnicas FUSS y la FUE.

Técnica de trasplante capilar FUSS

La técnica FUSS (Follicular Unit Strip Surgery o Cirugía de extracción de unidad folicular en tira) toma toda una tira de cuero cabelludo de la nuca del paciente, para extraer los cabellos e injertarlos luego en la zona calva, ubicada generalmente en las sienes, parte superior y coronilla. La zona de la nuca es suturada y, con el tiempo, quedará cubierta por el cabello que la rodea, ocultándola.

Técnica de trasplante capilar FUE

La técnica FUE (Follicular Unit Extraction o Extracción de Unidad folicular), en cambio, no emplea cortes y suturas, sino que se utiliza una herramienta similar a una pinza que extrae el folículo piloso directamente, con cuidado, para injertarlo uno a uno en la zona calva. Esta técnica, más laboriosa, no deja cicatriz alguna, aunque demora más en su ejecución, es más costosa, y tiene un límite de acción de no más de 2000 cabellos por sesión.

Si deseas leer más artículos similares a En qué consiste el trasplante capilar, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidados del cabello.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social