Cómo Empezar a Correr

Consejos para Empezar a Correr

Salir a correr cada día es una manera de mantenernos en forma, bajar esos kilitos de más, pero por sobre todo, es el seguro de salud óptima que podemos tomar completamente libre de cargos.

Correr tonifica nuestros músculos, mejora nuestra actividad cardiovascular, oxigena cada célula de nuestro cuerpo, y también nos permite estar a solas con nuestros pensamientos, e incluso aclarar la mente y liberarla de todo el estrés diario.

Con tantos beneficios, pareciera una simple decisión por tomar. Pero lo cierto es que nos cuesta empezar a correr y tomar ritmo, en especial si no lo hemos hecho nunca antes. Por eso, te contamos algunos buenos consejos para iniciarte en esta saludable y placentera actividad.

Indumentaria para salir a correr

Debes tener ropa cómoda, preferentemente de algodón, y que no ajuste tu cuerpo. Aunque puedes usar leotardos o mallas, asegúrate de que sean de tipo deportivo, que permitan la respiración y transpiración de tu piel. En los pies necesitarás zapatillas deportivas para correr, que mejoran tu balance, procuran una superficie blanda, y protegen tus pies en la actividad. Complementa con calcetines de puro algodón o deportivos.

También prepara los extras que necesites: una botella pequeña de agua fría, el reproductor de música con una agradable selección de canciones, y pañuelos para absorber el sudor de tu frente, entre otros complementos más habituales de los corredores.

Comenzando a correr con metas realistas

Plantéate metas realistas si has decidido empezar a correr, ya sea para mejorar tu estado físico o para bajar algunos kilos extra,  Aunque corras 100 Km diarios no bajarás mágicamente de peso en 2 días. Lo mejor es plantearnos metas fáciles de alcanzar y, una vez cumplidas, redoblar las apuestas para mantenernos motivados y energizados.

También la distancia, el tiempo y la velocidad deben adecuarse a nuestra realidad. Si decides correr diez vueltas al parque en una hora, y nunca antes has practicado este ejercicio, sólo te desmotivarás al no lograrlo. Comienza con una vuelta en el tiempo que sea, y luego plantéate hacerlo en 10 minutos. Una vez que lo logres, plantéate dar dos vueltas en 15 minutos, y a la semana (o al tiempo considerable) proponte dar tres vueltas en el mismo o en más tiempo. Ve aumentando la intensidad, la distancia o la velocidad conforme tu cuerpo se vaya acostumbrando a la actividad, para así alcanzar las metas propuestas con esfuerzo y sin desgano.

Dedicación y constancia

Finalmente, mantente encaminado. No comiences por correr cada día: hazlo dos veces por semana. Luego tres veces, después cuatro si prefieres. Y date suficientes días de descanso, para permitir que el cuerpo se recupere apropiadamente.

Si un día no sientes ganas, o si tienes otras obligaciones, haz lo posible por cumplir con el esquema realizado. Si tus obligaciones fueran ineludibles no vayas, pero asegúrate de hacerlo al día siguiente. Mantenerte en la rutina, ir avanzando lentamente en el aumento de la intensidad y conservando metas realistas, podrás iniciar tu rutina de salir a correr y habituarte en poco tiempo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Empezar a Correr, te sugerimos que visites nuestra sección Ejercicios.

Esta nota te fue útil?
8 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social