Cómo Elegir y Usar la Sierra Circular

¿Qué son las Sierras Circulares?

Los amantes del bricolaje, tarde o temprano, se acaban haciendo con una sierra circular para sus pequeños trabajos. Pero hay que saber cómo utilizarla y distinguirla en sus diferentes versiones.

Una sierra circular es una máquina dotada de un motor que gira la hoja de sierra, que al tener dientes, procede al corte del material. Por norma general, este tipo de sierras incorporan una guía desmontable que nos resultará imprescindible a la hora de realizar trabajos limpios y perfectos.

Tipos de sierras circulares

Podemos encontrar sierras circulares de mano, aunque también son bastante frecuentes las sierras circulares fijadas en el banco de trabajo.

Dentro del grupo de sierras, podemos encontrar la ingletadora, que si bien no nos sirve para realizar cortes excesivamente largos, sí será imprescindible para acabados de esquinas y rebordes.

¿Qué sierra circular elegir?

Lo más recomendable para nuestro pequeño taller es una sierra circular de mano, ya que resulta más económica que las de banco y las ingletadoras, y con un poco de práctica podemos conseguir acabados profesionales.

Si vamos a realizar trabajos continuos y fuertes, quizás nos interese optar por cualquiera de las otras dos. La sierra de banco será apta para cortar paneles y la ingletadora para pequeños trabajos. No obstante, en nuestro pequeño taller es más común necesitar algo sencillo para trabajos puntuales.

Antes de comprar una sierra circular, te recomendamos que tengas en cuenta las constantes ofertas que suele haber en este tipo de herramientas. Conviene visitar más de un establecimiento y comparar productos y precios.

Si le vamos a dar poco uso, no necesitamos hacernos con una sierra excesivamente potente, sino que con una sencilla nos sobrará. Eso sí, tenemos que estar atentos a las ofertas, ya que podemos encontrar un mismo producto a casi la mitad de precio en un centro que en otro.

Un punto que sí es recomendable es fijarnos que cuente con regulador de velocidad, ya que no todas las maderas son iguales, ni todos los trabajos que vamos a realizar son el mismo. De todas formas esto no debe ser un problema, puesto que la mayoría de las sierras circulares que se venden hoy en el mercado disponen de este sistema.

Por otra parte, en la actualidad podemos encontrar sierras circulares con dos tipos de guía: Una mecánica y otra mediante laser.

En principio ambas nos van a servir exactamente para lo mismo. La elección de uno u otro tipo dependerá de si estamos dispuestos a gastar un poco más por darnos el capricho de ver la lucecita encendida. Inclusive, mucha gente prefiere la guía mecánica, ya que puedes servirte de otros sistemas para realizar un corte exacto. Con el láser, lo normal es ir más "a ojo".

Cómo cortar con una sierra circular

Antes de empezar a cortar a lo loco, deberemos tener en cuenta algunos consejos.

En primer lugar, hay que regular la salida del disco de forma que, una vez comenzado el corte, éste no salga más de 3 ó 4 milímetros por debajo de la pieza, para evitar cortar en exceso el banco de trabajo, así como para impedir que la sierra se caliente demasiado.

El ángulo de corte es primordial para piezas que queremos entrelazar. Lo más habitual es realizar cortes completamente rectos, pero en ocasiones necesitaremos hacer ingletes y demás, ya sea por buscar terminaciones distintas o para unir piezas en inglete, dejando todo el exterior visible y sin tener que cubrir zonas.

La pieza que vayamos a cortar con la sierra circular deberá estar suficientemente sujeta por, al menos, sus dos extremos. El objetivo es evitar que se mueva una vez empecemos con el corte, ya que podemos acabar dañándola con el consiguiente gasto innecesario.

Medidas de seguridad al usar la sierra circular

Las medidas de seguridad son imprescindibles en este y en cualquier otro trabajo que realicemos de bricolaje. Por ello, deberemos utilizar gafas protectoras y nunca, bajo ningún concepto, quitaremos el protector de la sierra.

Siempre que la sierra circular esté funcionando, deberemos sujetarla con ambas manos, y si tenemos que manipularla de algún modo como, por ejemplo, para cambiar la sierra o ajustarla, lo realizaremos siempre con la máquina desenchufada.

Como vemos, la sierra circular es una herramienta muy práctica y segura, siempre y cuando tengamos en cuenta los puntos que hemos comentado.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Elegir y Usar la Sierra Circular, te sugerimos que visites nuestra sección Reparaciones y Mantenimiento.

Esta nota te fue útil?
40 valoraciones.
El 93% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social