Cómo elegir y conservar las endibias

La endibia es una verdura no tan conocida ni popular como otras, pero posee propiedades muy beneficios para el organismo.

Cómo elegir y conservar las endibias

Cómo elegir y conservar las endibias

Qué son las endibias

Las endibias son de esas verduras que conocemos solo de nombre y que son pocas las personas que saben como prepararla. Pero es momento de cambiar, ya que si no las consumimos nos estamos perdiendo de un gran aporte de vitaminas y minerales para nuestro cuerpo.

Las endibias son un excelente antioxidante natural, contienen un alto porcentaje de vitaminas, fibras, minerales y son eficaces en trastornos vesiculares y digestivos. También se dice que previenen el cáncer y son muy buenas para consumir en los casos de anorexia.

Cómo elegir y conservar las endibias
Cómo elegir y conservar las endibias

© Depositphotos.com/tpzijl

"Al momento de elegir endibias optar por las blancas, firmes y brillantes, porque las de color verde fuerte son amargas."

Al igual que otras hortalizas, las endibias no pueden conservarse mucho tiempo en buenas condiciones fuera de la heladera o refrigerador. Si las eliges con cuidado al momento de adquirirlas, no te encontrarás con sorpresas desagradables al momento de querer utilizarlas y podrás disfrutar de todo su sabor y nutrientes.

Cómo elegir las endibias

  • Deben estar enteras y limpias.
  • Optar por las blancas, firmes y brillantes. Las de color verde fuerte son amargas.
  • No deben presentar manchas blancas en las hojas.
  • Las hojas no deben estar arrugadas en exceso o demasiado lacias.

Cómo conservar las endibias

  • Colocar las endibias dentro del refrigerador, en una bolsa de plástico previamente agujereada.
  • Se conservan en óptimas condiciones alrededor de 5 días, por eso te recomendamos consumirlas lo mas pronto posible luego de adquirirlas.
  • Las endibias no se pueden congelar, ya que pierden todos sus nutrientes.

"Las endibias no se pueden congelar, ya que pierden todos sus nutrientes."

A las endibias las encontraremos mas comúnmente en las ensaladas, pero son una muy buena opción para ser preparadas asadas o gratinadas con jamón y queso y acompañadas por otros vegetales, rellenas, aliñadas con vinagreta, etc.

Antes de consumirlas, hay que lavarlas y cortar parte del tronco. Si las preparamos en ensaladas, debemos sazonar a último momento para evitar que sus hojas tomen un color amarronado.