Cómo elegir una pintura impermeabilizante

Tipos de sistemas impermeabilizantes

Hay diversos tipos de sistemas que impiden el paso del agua y la humedad hacia las estructuras, desde elementos desplegables sólidos hasta pinturas, mezclas y geles. Entre los primeros, los rollos prefabricados y membranas son las de más habitual colocación en el hogar, aunque también estos se adhieren al concreto mediante sistemas líquidos o complementos.

Para elegir el sistema impermeabilizante, debemos tener en cuenta la superficie en la que se lo va a aplicar, y también las condiciones ambientales y exigencias del tránsito. También se tendrá en cuenta el presupuesto, pues los sistemas varían ampliamente en este aspecto.

Pinturas impermeabilizantes acrílicas

Denominados "impermeabilizantes acrílicos elastométricos", estos son los sistemas domésticos más elegidos, por su simpleza y practicidad en la colocación. Se aplican sobre la superficie limpia y seca, sin grietas ni roturas, en dos o más capas.
Por la viscosidad del producto, pueden aplicarse en superficies planas y horizontales, o también inclinadas. Poseen la ventaja de no requerir de otros sistemas complementarios y de contar con un acabado estético de por sí, pudiendo usarse en azoteas, techos, techumbres de láminas y fachadas en láminas galvanizadas, concreto o cerámicos y piedras.

Además de impermeabilizar la superficie, también le confiere propiedades de aislación térmica. Pero su mayor contra es la sensibilidad a la perforación por elementos punzantes, por lo que no se lo recomienda para superficies de alto tránsito.

Pinturas impermeabilizantes asfálticas

Denominados "impermeabilizantes de emulsión asfáltica", estas pinturas son elegidas para construcciones residenciales e industriales por igual. Su costo es algo mayor, y pueden aplicarse sobre superficies secas o húmedas, además de adecuarse a climas cálidos, fríos o templados por igual.

Estas pinturas son elegidas para tratar techos, azoteas, balcones, patios, cimientos, ductos, tuberías, registros sanitarios, y muros enterrados en subsuelo. Sus ventajas son una rápida colocación, sin herramientas especiales, y una alta economía a la hora de aplicar en pequeñas superficies.
Como desventajas, se puede mencionar la necesidad de complementar con otros sistemas (mayormente acrílico o telas de refuerzo), y la alta predisposición a provocar ampollas de aire al reforzarse con estos elementos extra, que pueden reventar y hacer vulnerable la impermeabilización.

Impermeabilizantes cementosos

Aunque no es una pintura en sí, este sistema de preparado cementicio es el elegido para tratar superficies sujetas a inmersión (cisternas, piscinas, tanques, cimentaciones y pilotes). Es ideal para rellenar y preparar superficies fisuradas, por su viscosidad. Puede colocarse en el preparado del mortero y del concreto, reforzándolo. Su contra es su elevado costo y la experiencia necesaria en la mano de obra para su colocación.

Impermeabilizantes epóxicos y poliuretanos

Las pinturas epoxi y poliuretanos impermeabilizantes tienen alta impermeabilidad y son muy resistentes al roce, por lo que se las utiliza para superficies de alto tránsito y rigor climático, como rodamientos, azoteas, pavimentos industriales y otros afines. Poseen un acabado estético y pueden generarse en diversas texturas, por lo que no requieren otros revestimientos por encima. La desventaja es su alto costo, al igual que la experiencia en la mano de obra que lo coloque.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo elegir una pintura impermeabilizante, te sugerimos que visites nuestra sección Reparaciones y Mantenimiento.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social